Diabulimia: el trastorno alimenticio que podría desarrollarse tras el diagnóstico de diabetes

Pin It

La diabulimia es un trastorno de la conducta alimentaria causado por el miedo a subir de peso debido a las dosis de insulina necesaria para mantener estables los niveles de glucosa en la sangre

Cuando las personas reciben el diagnóstico médico positivo a alguna enfermedad, sea leve o grave, es común que se presenten emociones negativas que producen el sentimiento de miedo o angustia, algo que dicta las acciones a tomar en los días siguientes.

En ese sentido, los expertos en salud explican que una persona puede desarrollar Diabulimia o ED-DMT1 a cualquier edad o cualquier punto de la vida después de recibir un diagnóstico positivo para Diabetes tipo 1.

La Diabulimia es un trastorno de la conducta alimentaria que se gesta en personas recién diagnosticadas de Diabetes tipo 1 y que requieren tratamiento crónico con insulina; sin embargo, por el medio a subir de peso, omiten o reducen la dosis del medicamento.

Síntomas emocionales y conductuales

De acuerdo a la Asociación Nacional de Desórdenes Alimenticios (NEDA, por sus siglas en inglés), se padece de Diabulimia si se presentan los siguientes síntomas relacionados con las emociones y el comportamiento:

  • Mayor descuido del manejo de la diabetes
  • Secreto sobre el manejo de la diabetes
  • Evitar citas médicas respecto a la diabetes
  • Miedo a los niveles bajos de azúcar en la sangre
  • Miedo a subir de peso debido a la insulina
  • Aumento o disminución extrema de la dieta
  • Extrema ansiedad sobre la imagen corporal 
  • Restricción de ciertos alimentos o grupos de alimentos para bajar las dosis de insulina
  • Evitar comer en familia o en público
  • Reglas de alimentación demasiado estrictas
  • Preocupación por la comida, el peso y/o calorías
  • Depresión o ansiedad

Consecuencias de la Diabulimia a corto plazo

  • Cicatrización lenta de heridas
  • Estafilococos y otras infecciones bacterianas
  • Infecciones por hongos
  • Atrofia muscular 
  • Interrupción menstrual
  • Deshidratación severa
  • Desequilibrio electrolitico
  • Cetoacidosis diabética

Las consecuencias a largo plazo son desarrollo de enfermedades graves, como la retinopatía, edema macular, neuropatía periférica, síncope vasovagal y diarrea crónica, causadas por el alto nivel de glucosa en la sangre que hace que ésta se vuelva ácida dañando los vasos. 

Fuente: d.elhorizonte.mx

Pin It