Tomar agua fría tras ejercitarse puede causar la muerte

Pin It

Los cambios bruscos de temperatura en el cuerpo pueden causar muchos problemas.

Recientemente se dio a conocer el caso de un joven que murió a los 27 años por tomar un vaso de agua fría tras ejercitarse. De acuerdo a los médicos, sufrió fuertes dolores en el pecho y luego un paro cardíaco que acabó con su vida.

El joven, proveniente de Perú, sufrió un paro cardiaco fulminante por tomar agua helada inmediatamente después de haber hecho ejercicio.

Peligros de tomar agua fría tras ejercitarse

Mucha gente acostumbra tomar agua helada para quitarse el calor después de hacer ejercicio, pero tal vez es momento de pensarlo dos veces antes de hacerlo, ya que podría ser mortal.

Tal fue el caso de Ludwin Flores, un joven jugador amateur de un equipo de futbol que decidió aprovechar su día libre para jugar un partido con sus amigos.

Sin embargo, nunca se imaginó que sería la última vez que jugaría su deporte favorito.

Su esposa relata que cuando Ludwin llegó a casa después del partido, decidió hidratarse y tomó un vaso de agua helada para calmar su sed. A los pocos minutos, empezó a sentirse mal.

“Se puso mal, con dolor de pecho, lo llevamos a una clínica pero falleció en el trayecto” cuenta su esposa.

“El médico nos dijo que sufrió un paro cardiaco fulminante debido a que tomó agua demasiado fría mientras su cuerpo se encontraba caliente por el ejercicio”, agrega.

¿Cómo fue posible esto? Pues bien, todo se debe a un padecimiento conocido como corte de digestión.

Corte de digestión

De acuerdo a la Dra. Begoña Aramburu, especialista en Medicina de Familia en el Hospital Vithas San José de Vitoria, el corte de digestión ocurre cuando exponemos a nuestro cuerpo a cambios bruscos de temperatura.

Es inusual que ocurra por tomar agua fría tras ejercitarse, pero no imposible. Cuando el agua entra en contacto con el cuerpo caliente después de hacer ejercicio, provoca un reflejo cardiovascular de causa nerviosa que lleva a la alteración del ritmo cardiaco.

También pueden presentarse mareos y vómitos, porque la sangre se ve obligada a repartirse por el cuerpo para contrarrestar la pérdida de calor repentina.

Esto suele ocurrir con mayor frecuencia cuando se toma agua fría justo después de comer.

La especialista subraya que lo más importante es evitar que la temperatura del cuerpo no suba ni baje de manera brusca, porque eso es lo que produce problemas en el proceso de digestión y en el corazón.

Síntomas

El corte de digestión provoca fuertes malestares en quien lo sufre, manifestándose con los siguientes síntomas:

  • Escalofríos
  • Visión borrosa
  • Dolor de estómago
  • Mareos
  • Nauseas
  • Piel pálida y urticaria
  • Tensión y pulso bajo
  • Paro cardiaco en casos graves

Lo ideal es que tras hacer ejercicio evites tomar agua muy fría de manera brusca, los especialistas recomiendan que tomes agua de forma moderada y a temperatura ambiente.

Aunque te sientas muy deshidratado y con mucho calor, lo mejor es esperar a que tu cuerpo regule su temperatura poco a poco.

Fuente: sumedico.com

Pin It