¿El cambio climático podría aumentar los casos de diabetes?

Cuando nos referimos a cuestiones de ecología, no sólo hablamos de problemas para el medio marino o para la flora y la fauna, sino también para la salud de los humanos. El aumento de la temperatura del planeta incide directamente en nuestros biorritmos y en la salud pública, dado que cuanto más calor hace, más posibilidad hay de que avancen las enfermedades infecciosas, y que, por otro lado, la dieta y los hábitos de los seres humanos se modifiquen y experimenten cambios y perjuicios.

Según un estudio recogido por la revista científica especializada en diabetes BMJ, existen indicios de que el calentamiento del planeta a raíz del cambio climático podría ser el responsable del aumento de casos de diabetes de tipo 2. La investigación, liderada por un equipo de holandés de la Universidad de Leiden, calculó que el aumento de 1ºC en la temperatura ambiente podría explicar 100.000 casos nuevos de diabetes al año en EE.UU.

Las razones no son directas: el equipo de científicos ha desarrollado un teoría observacional, es decir, que no se mantiene sobre un experimento clínico sobre el que se actúe, sino sobre la propia información de los datos estadísticos y las variables medioambientales. De esta forma se asocia que el cambio climático es la causa de mayor sobrepeso en la población y a su vez es el motivo de un incremento en el número de nuevos casos de diabetes 2, cuando ya existen antecedentes familiares con la enfermedad.

Una percepción avalada por otras autoridades médicas

Según el CDC (el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos), uno de cada tres norteamericanos podrán desarrollar diabetes de tipo 2 en las próximas décadas. Esto es un incremento significativo de la persistencia de esta enfermedad en la población, y se apuntan también factores ambientales que inciden en los cambios de dieta y la modificación del metabolismo por los cambios de temperaturas.

Según este estudio del CDC, se descubrió que entre 1996 y 2009 habría aumentado un 4% anual los casos de diabetes en Estados Unidos. El estudio también hace referencia a que el cambio climático podría estar detrás de este dato, pues unas temperaturas más frías activan la grasa corporal o tejido adiposo pardo. Este tejido es el responsable de la quema de grasa para calentar al organismo. Y según este estudio es este tejido el que minimiza las posiblidades de desarrollar diabetes, y un planeta más caliente y con los meses fríos minimizados podrían ser los condicionantes para el aumento de la enfermedad.

Según el CDC, en climas cálidos la grasa parda no incide en el metabolismo, pues precisa de meses fríos. Y en el caso de los seres humanos este tejido adiposo explica entre el 1% y el 2% de gastos energético.

También un estudio de la Federación Internacional de Diabetes relacionó el cambio climático con el aumento de la diabetes tipo 2, dado que el calentamiento del planeta amenaza a nuestra alimentación, pues cada vez es más caro consumir alimentos frescos y esto de nuevo amenaza la salud y fomenta la diabetes cuando, además, las olas de calor fomentan la deshidratación.

Fuente: Hola!