La prediabetes no es una sentencia, es oportunidad

Pin It

En el 2017 la Federación Internacional de Diabetes reveló que entre los países con mayor número de diabetes se encuentra México (12 millones), sólo por debajo de China, India, Estados Unidos y Brasil. Sin embargo, se estima que para el 2045 estaremos en el cuarto lugar, con 21.8 millones de personas con este padecimiento.

¿Cómo poder frenar estas cifras que, de acuerdo con la Federación Mexicana de Diabetes, generan un gasto anual de más de 1 millón de pesos por paciente que no cuenta con control y que presenta complicaciones?

Este año, en el XXXI Congreso Nacional de Diabetes, llevado a cabo en Acapulco, Guerrero, se quiso destacar dos aspectos fundamentales en el proceso de un paciente con diabetes, uno es la familia, y otro la prediabetes. Éste segundo aspecto, de ser atendido, quizá es el que podría revertir las cifras de manera dramática, aseguró Rubén Oswaldo Silva Tinoco, director de la Clínica Especializada en el Manejo de la Diabetes de Ciudad de México.

Aunque el término prediabetes es relativamente novedoso, sí existe. En México tenemos una combinación de genes y estilo de vida que propicia la aparición de la enfermedad. Esto nuevamente nos coloca a nivel mundial dentro de los primeros seis países (12 millones) con presencia de alteraciones de la tolerancia a la glucosa. Algunas estimaciones hablan de que el riesgo es de uno de cada dos, o uno de cada tres y la no intervención pronta y oportuna genera desenlaces adversos, pues eventualmente la expectativa de vida es más corta, con una calidad de vida inadecuada y con complicaciones.

“Para cuando se eleva la glucosa y se detecta diabetes, ya han pasado muchos años en los cuales quizás la glucosa no estaba tan elevada, pero ya existían ciertos mecanismos que explican la generación de daño antes del diagnostico de diabetes”, explicó el doctor Silva. “Desde antes ya se había formado el fenómeno de resistencia a la insulina. También se piensa que las complicaciones empiezan a aparecer justo antes de que se establezca el diagnostico de diabetes. Justo por ello, esta etapa previa representa una gran oportunidad”.

¿Cómo se establece un diagnostico de prediabetes?

Tradicionalmente se habla de niveles entre 100-125 mg/dL de glucosa plasmática en ayuno, y de  140-199 mg/dL con glucosa alterada, es decir, dos horas después de haber ingerido un liquido azucarado. En la medición de hemoglobina glucosilada (A1C) se considera un porcentaje entre 5.7 y 6.4 por ciento. “A través de diferentes estudios, las personas que tienen estas condiciones, pudieran tener un riesgo anual de desarrollar diabetes entre un 5 y 10% anual. Esto debe obligarnos a tomar ciertas decisiones que favorezcan la prevención, ya que sí se puede... Lo peor que uno puede hacer es ignorar estos datos”, considerados como un estado de riesgo elevado para el desarrollo de diabetes.

¿Qué hay que hacer?

De acuerdo con el especialista, se han descrito múltiples intervenciones, muchas de ellas enfocadas en el estilo de vida, además de otras farmacológicas que han demostrado cierto nivel de efectividad para prevenir o retrasar la aparición de la diabetes, “muchas de ellas no son costosas o complicadas”.

Siendo muy simplistas, lo que ocurre para llegar a un diabetes, es que el exceso en la ingesta alimentaria y un proceso de inactividad física se traducen en la presencia de tejido adiposo (cúmulo de grasa), esto genera el fenómeno de resistencia a la insulina y finalmente la aparición de diabetes. Por ello, la propuesta es una intervención en el estilo de vida, hacer ejercicio y una dieta sana. Éstas son las acciones de prevención por excelencia, ya que “han demostrado efectos positivos a largo plazo”.

Actualmente, los especialistas trabajan en perfeccionar los cuestionarios de riesgos, con puntajes que sirven como herramientas de valoración.

Otros factores de riesgo en los cuales poner atención son: síndrome de ovario poliquístico, diabetes gestacional, madres con recién nacidos con más de 4 kg, hipertensión arterial y dislipidemia.

El doctor Silva Tinoco concluyó ante un foro de pacientes que “tener prediabetes más que una sentencia, es una oportunidad para mejorar la salud y la vida. Este padecimiento nos está avisando que algo anda mal, pero que estamos en un muy buen momento de prevenir que esto avance y se complique...Es un tema que tenemos que hablar con padres, hermanos, tíos, hijos y familia en general”.

Fuente: El Economista

Pin It