Caminar, la otra ‘pastilla’ anti diabetes

Pin It

Caminar, hacer ejercicio físico acorde a las posibilidades de cada uno, ha demostrado ser una buena receta para convivir con la diabetes, una enfermedad que en la comarca del Bierzo se ha diagnosticado a más de 10.300 personas. Por ello, la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo y la Fundación holandesa Bas van de Goor han puesto en marcha un proyecto importado de Holanda por el que profesionales sanitarios de distintos centro de salud de la comarca acompañarán a hacer paseos, marchas o rutas a través de sus propios barrios a pacientes con diabetes o que quieran adquirir hábitos de vida saludables.

Será un programa que planteará marchas semanales, durante 20 semanas, en horario laborable del centro de salud y voluntario. Esta actividad comenzará en abril y se desarrollará hasta septiembre, cuando culminará con un recorrido a pie de cinco etapas del Camino de Santiago.

Los cuatro centros de Salud de Ponferrada, el de Bembibre y el de Puente de Domingo Flórez participan en este programa. En cada uno de ellos el horario de las caminatas se establecerá dependiendo de la disponibilidad de los profesionales voluntarios y el nivel físico de cada grupo, siempre adecuándose a todas las personas participantes. 

En la presentación de este programa, Luis María Zorita dio a conocer la iniciativa y el jefe de Endocrinología del Hospital del Bierzo, Alberto Díaz, apuntó que son aproximadamente la mitad de las personas que sufren diabetes las que están diagnosticadas. La otra mitad no sabe que padece esta enfermedad de trastorno del azúcar y destacó que «los hábitos de vida saludable reducen los riesgos» de complicaciones de la diabetes, así como los riesgos de enfermedades cardiovasculares, de ahí la importancia de estas acciones, como también confirmó el doctor José María Pelayo, que realiza investigaciones en la materia.

Por su parte, Marta Fernández, presidenta de la Asociación de Diabéticos Adebi Bierzo, quiso poner de manifiesto el gran valor de esta iniciativa pública y comunitaria «donde las personas con diabetes pueden formar parte del sistema, compartir», ya que «la diabetes te condiciona y te aísla mucho y poder compartir» los problema y «caminar con amigos, con placer» puede ser muy beneficioso.

Petra Seeguers, de la Fundación holandesa apuntó que se repartirán, como se hace en Holanda, una caja simulando a la de un medicamento, que viene vacía de medicinas, únicamente un prospecto donde se especifican las recomendaciones de estos hábitos.

Fuente: La Nueva Crónica

Pin It