Cómo mejorar la vida sexual cuando se tiene diabetes

La diabetes puede afectar la vida sexual tanto de los hombres como de las mujeres que la padecen.

Investigaciones de la Asociación Americana de la Diabetes (ADA) han encontrado que algunas mujeres diabéticas tienden a tener menos interés en el sexo debido a la depresión o el sentirse siempre cansadas ante los cambios en los niveles de glucosa y el coito puede resultarles doloroso a causa de la resequedad vaginal, que tanto se da en estas pacientes.

Igualmente han revelado que las diabéticas tienen una mayor predisposición a padecer frecuentes infecciones por hongos debido a que la glucosa en su cuerpo crea el ambiente perfecto para fomentar su crecimiento y que la menopausia y las pastillas anticonceptivas hacen que sus niveles de la glucosa se descontrolen.

Las buenas noticias

Los expertos en diabetes que acudieron el año pasado a la convención anual de Sesiones Científicas  de la ADA (que se efectuó del 9 al 13 de junio, en San Diego, California) estuvieron de acuerdo que los problemas y las disfunciones sexuales que padecen los diabéticos carecen de reconocimiento y no están bien tratados tanto en hombres como en mujeres.

El haber puesto estos temas a discusión durante las conferencias de la mencionada convención, brinda una nueva luz de esperanza para que los problemas que se presentan en la vida sexual de los diabéticos sean más estudiados y tratados en las consultas médicas.

Por su parte, la  Dra. Barb DePree —ginecobstetra y directora de Women’s Midlife Services en el Hospital Holland de Michigan— también ha estado al tanto de estos problemas a través de su consulta.

“La salud y la sexualidad de las mujeres son complejas, particularmente cuando la diabetes se mezcla”,  dice la autora del libro Yes You Can: Dr. Barb’s Recipe for Lifelong Intimacy.  “Es vital para las mujeres diabéticas comprender que para disfrutar de una vida sexual saludable se requiere de un cuidado extra en su salud, que va desde la dieta y el ejercicio hasta las medidas preventivas que ayudan a equilibrar la levadura y las bacterias en su zona íntima”.

Tips para una mejor vida sexual cuando se tiene diabetes

La Dra. DePree ofrece estos seis consejos que ayudan a promover el bienestar en general en las mujeres, incrementar la satisfacción sexual y mantener una mejor salud femenina:

1. Incrementar la líbido

De acuerdo con la Dra. DePree, el uso de un vibrador durante el juego previo al acto sexual puede ayudar al incrementar la líbido o placer sexual.

“Un dispositivo personal, como el Fiera, por ejemplo, incrementa la libido de la mujer de forma natural al aumentan el flujo sanguíneo hacia el clítoris, lo cual es útil ya que los diabéticos experimentan cambios en los vasos sanguíneos que pueden causar una disminución de la excitación y la sensación”, detalla. “Y no hay que olvidar que se debe usar un lubricante a base de agua y sin azúcar cuando se utiliza cualquier juguete o dispositivo sexual”.

2. Tomar a diario un suplemento de lactobacilos

Los estudios han encontró que los probióticos orales tomados regularmente pueden resolver la mayoría de los problemas femeninos vaginales. “Pro-B, por ejemplo, es un suplemento diario que equilibra la levadura y las bacterias con dos cepas vaginales de lactobacilos probióticos que están en la flora: L. rhamnosus GR-1  y L. reuteri RC-14”, especifica la experta.

3. Fortalecer el suelo pélvico con un dispositivo médico

Se tienen dispositivos médicos para fortalecer los músculos del suelo pélvico, “como es el caso del  Intensity que precipita el orgasmo a través de vibradores duales hacia el clítoris y el llamado punto G”.

4. Mantener el pH de la vagina en control

La Dra. DePree explica que un aumento de los niveles de azúcar en la sangre puede elevar el pH de la vagina y cuando los lactobacilos sanos ya no pueden sobrevivir, un crecimiento bacteriano malo puede causar la vaginitis bacteriana (BV) e infecciones por hongos.  Pero la buena noticia es que “el pH se puede reequilibrar a un rango saludable de 3.8-4.5 un tipo de gel como el RepHresh”.

“Las mujeres embarazadas con diabetes gestacional deben tener su pH vaginal bien controlado, debido a que con un pH desequilibrado tienen más probabilidades de desarrollar infecciones vaginales que pueden causar un nacimiento prematuro”, resalta la experta.

5. Usar un lubricante sin azúcar

Los ingredientes populares en lubricantes como la glicerina y el propilenglicol pueden elevar el pH vaginal y desencadenar infecciones por hongos. Ante ello es importante que las diábeticas usen lubricantes a base de agua o silicona y sin azúcar.

“Usar un lubricante a base de silicona, como el Replens Silky Smooth o el Wet Platinum, o uno a base de agua, como los Wet Naturals, justo antes del coito para facilitar la penetración, mejorar la intimidad y eliminar las posibilidades de abrasión”, detalla la Dra. DePree.

6. Tener sexo para un mejor dormir

La Dra. DePree explica que para los diabéticos el dormir lo suficiente es especialmente importante y el sexo es uno de los mejores aliados para ello.

“El sexo aumenta la liberación de estrógenos en las mujeres, lo que impacta positivamente en la etapa del llamado sueño REM [en el que predominan los procesos de la reparación cerebral]. También ayuda a la liberación de oxitocina después de la estimulación y la exitación”, detalla la experta.

Además resalta que el orgasmo aumenta la calma al reducir los niveles de cortisol y cuando estos bajan se reduce el estrés.

“Durante el orgasmo hay una mayor liberación de prolactina que ayuda a las mujeres a que se queden dormidas con rapidez. Esto también juega un papel importante en el control de azúcar en la sangre”, concluye la Dra. DePree.

(Nota: cabe destacar que antes del uso de cualquier lubricante, juguete o dispositivo para mejorar la líbido conviene consultar con su médico particular)

Fuente: La Opinión