“No compren productos milagro”, alertan doctores a diabéticos

¿Hay una vacuna contra la diabetes? Los doctores dicen que no; la Secretaría de Salud federal lo niega; Mikel Arriola Peñalosa, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), aclaró que no ha autorizado nada parecido. ¿Entonces por qué se habla de una nueva cura? Hace unos días algunas fundaciones anunciaron un producto para combatir este mal; sin embargo, 24 horas después las autoridades concluyeron que se trataba de una “terapia milagro”.

El pasado 25 de noviembre se presentó un tratamiento llamado “autohemoterapia”, el cual utiliza una solución salina para “todo tipo de diabetes”; sin embargo, la Cofepris evidenció la supuesta cura, y dijo que sancionaría quienes intentaron ”lucrar con la salud de los pacientes diabéticos”.

“Existen estudios, pero todavía están lejos de crear un producto [que cure la diabetes]. Lo que se anunció, efectivamente es un fraude, porque si lees la información de ‘autohemoterapia’, dice que es sangre que la meten en un frasquito que contiene la solución salina –que es una solución con sal– lo mezclan y te lo vuelven a meter y te dicen que ya se modificó el material genético, fue dividido y se curó la enfermedad. Eso es todo. Y hasta el momento, no hay biología que sustente eso, es completamente un invento, de hecho ellos ya ahora se están escudando diciendo que es un tratamiento homeopático, cosa que por definición, tampoco es”, dijo Andreu Comas-García, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y experto en Inmunología.

De acuerdo con Federico Rodríguez Weber, especialista de la Facultad Mexicana de Medicina de la Universidad La Salle, reiteró que no existe cura para la diabetes, pero lo que sí existe son personas que desean sacar beneficio con “inventos”, abusando de la desinformación y la esperanza de los pacientes.

“A todos nos gustaría que hubiera cura para la diabetes, pero no existe todavía”, explicó Rodríguez Weber.

–¿Qué tratamiento se debe seguir?

–Hay varios tratamientos que ofrece el sector salud serio. Hoy tenemos medicamentos, algunos con su parte buena o su parte mala [o efectos secundarios]. Por eso las personas deben acercarse su especialistas. Cuando nosotros damos un tratamiento consideramos la parte buena y la mala, y procuramos que todo sea acorde a cada paciente. Hay nuevos tratamientos que son muy buenos, pero son caros. Por eso también nosotros tomamos en cuenta los presupuestos.

–¿Con qué recomienda acompañar el tratamiento médico?

–Para tener una diabetes sana, aunque suene contradictorio, se debe comer bien –lo adecuado- y hacer ejercicio.

–¿Qué tan dañinos son los llamados productos milagro?

–Todos los que hacemos medicina alopática, entendemos que ha obedecido a investigaciones repetitivas y que obedecen a estudios de seguridad. Cada medicamento que utilizamos, sabemos de su riesgo y la posibilidad que existe de generar el efecto no deseado, entonces, esto al tenerlo presente nos da elementos para explicarle al paciente. Estos productos falsos o no científicos, o que no tienen escrutinio, pueden generar afectaciones. Porque para empezar no sabemos sus efectos secundarios.

–¿Qué aconseja?

–Que no compremos riesgos. Pongo un ejemplo: si nosotros usamos acupuntura y conocemos sus riesgos, a favor y en contra, pues entonces puede ser bien utilizado. Pero hay que tener en cuenta que ese tipo de medicinas no van a curar el cáncer.

–¿Qué debe cuestionarse un paciente ante una supuesta cura contra la diabetes?

–Yo puedo decir, que si algún día se crea algo que realmente cure la diabetes se van a enterar. Será un conocimiento universal, para toda la humanidad. Si fuera cierto, no tiene que ser a escondidas, o en clínicas pequeñas, o que pocas personas sepan.

El pasado miércoles, la “Fundación Vive tu Diabetes AC” presentó una vacuna contra la diabetes que, dijo, promete ser una solución para el avance del mal e incluso revertir sus efectos.

En conferencia de prensa, Salvador Chacón Ramírez, presidente de la Fundación Vive tu Diabetes, y Lucila Zárate Ortega, presidenta de la Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes, aseveraron ayer que la inmunización no cura, pero hay avances sensibles en todos los casos.

Chacón Ramírez detalló que el médico Jorge González Ramírez es el creador de esta autohemoterapia. “Por primera vez logra estandarizar una solución salina para cualquier tipo de diabetes, llámese I, II, gestacional o congenital”.

“Está hecha para que cualquier tipo de sangre pueda entrar a la solución, toda vez que el ingrediente activo de la vacuna es el mismo problema que presenta cada individuo”, aseguró.

24 horas después la Cofepris se pronunció y puso en marcha un operativo de vigilancia sanitaria del mercado y clausuró la sede de dicha Fundación, en Paseos del Bosque 206, Fraccionamiento Paseos de Taxqueña, Delegación Coyoacán, para prevenir riesgos sanitarios, y advirtió que decomisará todos los productos que detecte en ese lugar o puntos de venta.

Además, ordenó el retiro de la publicidad de la supuesta vacuna para la diabetes, toda vez que carece de permiso sanitario para anunciarse en cualquier medio impreso, electrónico o digital.

La Cofepris también lanzó una alerta sobre este engaño a la población y a las autoridades sanitarias de las 32 entidades federativas, la cual puede consultarse en www.cofepris.gob.mx y solicitó a los pacientes diabéticos acudir con su médico de cabecera y seguir con su tratamiento, sin buscar alternativas milagrosas.

Asimismo, recomendó no acudir a consultas de los llamados médicos de la “Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes”, puesto que este supuesto tratamiento no tiene aval sanitario.

La “vacuna autohemoterapia” contra la diabetes, que promete ser “una solución mágica y que incluso revierte sus efectos”, fue presentada por Salvador Chacón Ramírez y Lucila Zárate Ortega, presidente de la “Fundación Vive tu Diabetes” A.C. y presidenta de la “Asociación Mexicana para el Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes”.

La Cofepris advirtió que no permitirá engaños a la salud pública y sancionará a los responsables de esta nueva terapia “milagro”, por intentar lucrar con la salud de los pacientes diabéticos.

En lo que va de la presente administración, la autoridad sanitaria ha decomisado más de 2.5 millones de productos “milagro” en varios estados de la República.

La cruda realidad

La Secretaría de Salud, proyectó el costo indirecto de la obesidad en México alcanzará los 73 mil millones de pesos, alertó en la Universidad Iberoamericana (UIA) la subdirectora de Políticas Intersectoriales en Salud de esa dependencia, maestra Zaira Alejandra Valderrama Álvarez.

Valderrama Álvarez refirió que el costo del sobrepeso y la obesidad en la sociedad mexicana ascendió, de 2000 a 2008, de 35 mil millones a 67 mil millones de pesos.

“Para el año 2017 el costo indirecto alcanzará los 73 mil millones. De no intervenir para ese mismo año de 2017, el costo total ascenderá a 160 mil millones de pesos”, advirtió Valderrama, quien agregó que en la política pública de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, se trabaja en atención médica preventiva, salud pública y regulación.

Otro dato relevante, fue el del ausentismo laboral por las complicaciones del sobrepeso y la obesidad. “Las pérdidas por ausentismo laboral, en un año, se pierden 400 millones de horas laborales, lo que equivale a 184 mil empleos de tiempo completo. Esto equivale a 32 por ciento de los empleos creados en 2014”, dijo Zaira Alejandra Valderrama.

Por ello, comentó que se está trabajando dentro del gobierno y con la sociedad de manera intersectorial, con dependencias como la Secretaria de Educación Pública (SEP), Secretaría del Trabajo (ST), entre otras, y con organizaciones de la sociedad civil e iniciativa privada. Destacó que en la actualidad, la población sabe del problema del sobrepeso y la obesidad, pero que ahora se tendrá que atacar con estrategias diversas.

Como parte de la estrategia que se tiene prevista en el Gobierno, se pretende detener el incremento y mantener estables las prevalencias de peso y obesidad en la población adulta en 70 por ciento y en escolares de 30 por ciento.

Se informó que la población debe estar consciente que resulta más barato cambiar de hábitos que tratar una diabetes complicada. Según proyecciones, se calcula que al cambiar de hábitos alimenticios se invertirían tres mil 95 pesos por año y 92 mil 860 pesos a 30 años por persona. De existir complicaciones el cálculo arroja 65 mil 868 anuales y un millón 976 mil 54 pesos a 30 años.

También informó que el programa “Chécate, mídete, muévete” ha rendido frutos porque, según sus propias encuestas, 61 por ciento de los interrogados mencionó que ha cambiado en algo su conducta en torno al sobrepeso y la obesidad y que alimentarse un poco mejor y hacer ejercicio son los aspectos en que más atención han puesto.

Respecto a los programas en desarrollo, informó que en los Avances de regulación sanitaria y política fiscal, se impulsa la colocación del “sello nutrimental” a alimentos que cumplan con índices de bajo contenido calórico. Hasta el momento se han recibido 532 solicitudes para hacerse del sello, de las cuales 32 han sido aprobadas, es decir 6 por ciento.

Mauricio Hernández Ávlia, director general del Instituto Nacional de Salud Pública, declaró que existe una epidemia de enfermedades crónicas muy considerable. La diabetes es para México una emergencia sanitaria en términos de lo que ya produce y lo que viene.

“Comparados con los países de la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos] en cuanto a hospitalizaciones por diabetes mellitus en adultos, no debería de haber hospitalizaciones por diabetes porque los diabéticos debemos de contener bien y tratar bien en el primer nivel de atención. Entonces, el hecho de que México tenga este nivel de hospitalizaciones tan alto indica que nuestro primer nivel de atención requiere de un modelo de atención distinto”, dijo Hernández.

Recientemente, el Subsecretario de la Secretaría Salud, Pablo Kuri, dio una conferencia de prensa en el marco del mes de la diabetes. El mensaje tampoco fue alentador, pues aseveró que los niveles de diabetes no descenderán, pero sí, al menos, espera que no aumenten desde el 2012.

Datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) muestran que a México, la diabetes y la obesidad, le cuestan 85 mil millones de pesos anuales. Eso es el 65 por ciento de todo el presupuesto del sector salud destinado en el 2015.

De acuerdo con la SSa, la diabetes ha ido en aumento en los últimos 30 años, y datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía refieren que en el 2004 se colocó como la segunda causa muerte de los mexicanos. Sólo después de las enfermedades cardiovasculares.

Fuente: SinEmbargo