Ejercicio moderado, remedio para la alta presión arterial y diabetes tipo 2

Pin It

Sabía que caminar por unos cuantos minutos o hacer ejercicios de resistencia simples puede disminuir significativamente la presión arterial de los que padecen diabetes tipo II, y tienen sobrepeso u obesidad.

Una investigación presentada recientemente en las Sesiones Científicas 2015 de la Asociación Americana del Corazón, también reveló que permanecer sentado por largos períodos de tiempo aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos, cerebrales y diabetes.

Los investigadores monitorearon los niveles de presión arterial de 24 adultos con sobrepeso y obesidad, y con diabetes tipo II (no dependiente de insulina), mientras pasaban sentados ocho horas. Los participantes tomaban recesos para caminar tres minutos a una velocidad promedio de dos millas por hora o hacían tres minutos de ejercicios de resistencia sencillos cada media hora.

Cuando se compararon los resultados con las personas que permanecieron sentados sin interrupción, se encontró que caminar a paso ligero disminuyó, en promedio, 10 puntos de la presión arterial sistólica (el número superior en la lectura de la presión). Las actividades de resistencia simples disminuyeron, en promedio, 12 puntos de la presión arterial sistólica.

“Parece que no se tiene que hacer mucho”, dijo la coautora del estudio Bronwyn Kingwell, Ph.D., jefe de Psicología Metabólica y Vascular en el Baker IDI Heart and Diabetes en Melbourne, Australia.

“Vimos reducciones notables en la presión arterial durante los días del estudio, cuando la gente caminaba al garrafón de agua fría o hacía unos cuantos movimientos de peso corporal simples en su mismo lugar”, mencionó.

Para la caminata de intensidad ligera, los participantes caminaron a velocidad lenta en una trotadora; y para las actividades de resistencia simples, hicieron medias sentadillas, levantamiento de pantorrillas, levantamiento de rodillas o ejercicio de apretón de glúteos.

La Asociación informó en un comunicado de prensa que  existen investigaciones previas que muestran que sentarse por largos periodos de tiempo aumenta los riesgos de obesidad, presión arterial alta, los niveles de azúcar en sangre, colesterol elevado y enfermedades cardiovasculares; en cambio, pequeñas sesiones de actividad física pueden bajar la presión arterial de personas con sobrepeso y no diabéticas.

Aunque no está claro por qué tomarse descansos puede ayudar a reducir la presión arterial para la diabetes tipo II, Kingwell dijo que los músculos activados cuando uno se mueve aumentan la absorción de azúcar en la sangre, que es especialmente importante para personas con diabetes tipo II, ya que sus cuerpos no pueden producir insulina suficiente (o no la pueden utilizar de manera eficiente) para mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.

La Asociación recomienda, para la mayoría de las personas, por lo menos 150 minutos de ejercicio moderado a la semana  -como caminar a tres mph- o por lo menos 75 minutos de ejercicio vigoroso a la semana -como correr a alrededor de cinco mph-; o una combinación de ambos.

Fuente: Primera Hora

Pin It