GDF anuncia inauguración de Clínica de Diabetes en Iztapalapa

El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, anunció que en diciembre inaugurará la Clínica de Diabetes de Iztapalapa, que se ubicará en la colonia Escuadrón 201, donde se estima atender entre 50 mil y 70 mil enfermos al año.

Al recibir una donación de más de 462 mil dólares por el laboratorio Novo Nordisk, en apoyo a la atención que ofrece el gobierno capitalino a las personas diabéticas, Mancera Espinosa destacó que gracias a esos recursos, se podrá equipar la Clínica de Diabetes de Iztapalapa y ponerla en marcha este año.

Durante el anuncio de la donación que se llevó a cabo en el Salón Miguel Hidalgo, del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, ante directivos del laboratorio farmacéutico, así como del embajador de Dinamarca en México, Henrik Bramsen, e integrantes de la Fundación Mundial contra la Diabetes, Mancera agradeció la distinción, por reconocer el trabajo de la ciudad contra esta enfermedad.

“En la ciudad de México se tiene que seguir haciendo prevención, este reconocimiento es un aliciente y el apoyo económico, nos compromete más para seguir trabajando a favor de la gente”, dijo.

En su oportunidad, el secretario de Salud, Armando Ahued, resaltó la importancia de este apoyo para equipar la clínica de diabéticos, sobre todo, si se toma en cuenta los altos costos que representan la diálisis y hemodiálisis, mismo que no aguanta presupuesto alguno.

Comentó que una persona que requiere estos tratamientos recibe tres a la semana, con un costo por diálisis de mil pesos y de dos mil pesos por cada hemodiálisis.

Asimismo, señaló que la ciudad de México fue la primera en impulsar el proyecto de Ciudad Cambiando la Diabetes, el cual siguió Copenhague y Houston, en el cual el laboratorio impulsó el trabajo de investigación con más de mil enfermos capitalinos.

Refirió que la diabetes es la segunda causa de muerte en el país y en la Ciudad de México, debido al estilo de vida poco saludable, pero sobre todo, por una cultura de autocuidado en la salud.

Ello, dijo, provoca que sólo tres de cada diez diabéticos estén controlados, lo que deriva en un problema grave de ceguera, seguido por amputación de miembros inferiores como dedos y pies, e insuficiencia renal crónica.

Fuente: Notimex