Impacto económico de la diabetes tipo II en América latina.

Pin It

La diabetes mellitus es la cuarta causa de muerte en América Latina con más de 200 mil defunciones durante el 2014. 

Se cree que esta enfermedad se incremente, y que puede llegar a proporciones epidémicas en la región aumentando así su impacto en la economía de los pacientes y de los sistemas de salud.

Aproximadamente, la diabetes representa un costo anual de 65 mil millones de dólares en América Latina y el Caribe, siendo Brasil, México y Argentina los países en los que más derrame económico existe con 22 mil, 15 mil y 10 mil millones de dólares respectivamente.

 

Gastos que implica el tratamiento de la diabetes tipo II

El tratamiento de la diabetes tipo II debe considerar no sólo el derrame económico de los pacientes, sino también aquellos realizados por sus familiares, así como los sistemas de salud de cada país. Es por eso que se toman en cuenta los siguientes gastos para conocer de manera más precisa lo que implica esta enfermedad.

En América Latina, los pacientes y sus familias pagan entre el 40 y 60 por ciento de su propia economía, y en ocasiones, en otros países más pobres, asumen casi el 100 por ciento del costo de atención médica. En general se estima que un paciente con diabetes tipo II puede perder un promedio de 700 dólares al año.

Dentro de los indirectos, se encuentra la incapacidad temporal, permanente, jubilación anticipada y el costo de mortalidad prematura.

Para 25 países en América Latina los gastos indirectos resultan cinco veces más caros que los precios directos y representan el 83 por ciento del precio total anual para la atención de la diabetes.

Los principales gastos en los sistemas de salud del gobierno destinados a la atención de la diabetes son los servicios hospitalarios, médicos, pruebas de laboratorio, productos como la insulina, jeringas y sobre todo el acceso a medicamentos.

 

Acciones para reducir el costo e impacto de la diabetes tipo II.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) propone acciones para prevenir y controlar la diabetes, y así reducir el impacto y el costo de la enfermedad en la vida de los pacientes y sistemas de salud públicos.

Dentro de esas medidas existen tres las cuales son; la primaria la cual menciona que es importante mantener un buen régimen alimentario, activación física, así como la creación de ambientes sanos. En cuanto al diagnóstico oportuno se promueve la identificación de personas en riesgos de diabetes, ya que entre un 30 y 50 por ciento de pacientes son diagnosticados tardíamente. Y por último la prevención de complicaciones los cuales principalmente están enfocados en realizar actividad física, tener una dieta adecuada y evitar los malos hábitos.

Agencias

 

Pin It