Niña de Miami única delegada hispana del congreso nacional de diabetes

 

Uma Mera de nueve años será la única delegada hispana que asistirá al congreso de la Fundación Juvenil para el Estudio de la Diabetes (JDRF por sus siglas en inglés) que tendrá lugar en Washington entre el 13 y el 15 de julio.

 

Los niños se reunirán frente al congreso para contarles cómo es vivir con diabetes tipo I, y para pedirles que se creen fondos que busquen una cura. Uma representará a Miami, es la única niña hispana que asistirá al evento.

Uma es un poco tímida y cuando sea grande quiere ser diseñadora de modas. En octubre del año pasado llegó al hospital al borde de un coma diabético y fue puesta en cuidados intensivos. Los médicos le diagnosticaron diabetes tipo I

“La vida nos cambió a todos completamente”, dice su madre Hirania Luzardo. Desde entonces Uma vive con un monitor digital injertado en la piel para monitorear sus niveles de glucosa y se tiene que inyectar insulina de seis a ocho veces por día porque su cuerpo no la produce.

La escasez de hispanos en el congreso de la JDRF es un indicador de que a pesar de que la comunidad hispana es una de las más afectadas por la diabetes tipo I, “la gente no hace nada para cambiar esta realidad”, dijo Luzardo, y añadió que esto se debe en parte “al estigma cultural de los latinos de mantener los problemas en la casa.”

“Las condiciones y las enfermedades crónicas la gente se las calla por cuestiones de prejuicios”, señaló la menor, quien aseguró que inmediatamente después del diagnóstico de su hija “estaba muy cerrada” y no quería compartir su experiencia. Pero que pronto comprendió que exponiendo su caso podía ayudar a educar a otros sobre la enfermedad.

Buscando información para su propio caso, Luzardo dijo haber detectado una gran falta de información en español sobre la enfermedad.

“No hay casi nada en español sobre la diabetes tipo I. Los educadores en este padecimiento no hablan español, y en general hay muy poco apoyo” aseguró Luzardo,

“Para una familia hispana sin recursos que no tenga como acceder a la información es terrible”, añadió.

Una de las pocas voces en español sobre la diabetes tipo I es Mila Ferrer, quien comenzó un blog en el 2011 para exponer las experiencias de la lucha de su hijo menor con la enfermedad. Su renombrado blog “Jaime, mi dulce guerrero”, provee apoyo a las familias y los exhorta a educarse sobre la diabetes.

La JDRF recibe casi tres mil aplicaciones a nivel nacional de niños con diabetes tipo I, de los cuales escogen a 150 delegados. El congreso se efectúa cada dos años en el Capitolio.

Fuente: El nuevoherald.com