Transforman pastelitos y alimentos procesados en comida saludable con aditivo orgánico

Pin It

De manera errónea se juzga a la comida saludable como desagradable al paladar. Con el objetivo de cambiar la percepción sobre estos alimentos y combatir con la obesidad y la diabetes, la empresa mexicana Eatlimmo diseñó un aditivo especial que eleva el valor nutrimental de pastelillos, galletas y pan en general, sin modificar su sabor original ni incrementar los costos de producción.

Su fundador Enrique González, el licenciado en economía, explicó que el éxito del producto se basa rescatar los residuos nutritivos de la industria alimenticia y transformaría en materia prima para elaborar alimentos procesados con la cualidad de ser nutritivos porque se les agrega fibras, proteínas, vitaminas y minerales.

Además del aditivo nutrimental, llamado Eatlimmo C1 la compañía originaria de Monterrey, Nuevo León, diseñó una plataforma tecnológica capaz de extraer de residuos alimenticios como cáscaras y semillas de frutos, en especial tropicales los nutrientes necesarios para convertirlos en insumos que mejoren la calidad de la comida, sin alterar la consistencia, apariencia, sabor o precio.

La idea de crear Eatlimmo C1 surgió al analizar los alimentos procesados y realizar un balance de precio, notó que cuestan menos los nutritivos. “Por ejemplo una barrita nutritiva tiene un precio de 20 pesos, y sin aporte nutrimental cuesta cinco”, relató el licenciado en economía por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

La ventaja de utilizar el aditivo es que se reducen tanto la grasa como la cantidad de ingredientes tradicionales, como por ejemplo, la harina o los huevos. Por ello, al preparar un alimento con este insumo, se logra un producto comercialmente rentable con 40 por ciento menos de grasa a su versión convencional, además es rico en minerales y cuenta con mayor fibra.

El Eatlimmo C1 es una fibra en forma de polvo que se agrega al momento de preparar la mezcla de las galletas o panes. Los clientes regulares son los restaurantes, negocios de comida rápida, así como pequeñas y grandes panificadoras localizadas en la capital de Nuevo León.

Enrique González fundó en 2013 la empresa junto con su socio Flavio Siller, comentó que para fabricar un kilo del aditivo se requieren de seis de semillas y frutas tropicales a fin de que la plataforma tecnológica opere con eficiencia.

Por otra parte, la plataforma tecnológica y el aditivo en conjunto fueron seleccionados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como una de las 16 empresas pioneras en América Latina en 2014.

De igual manera, la iniciativa mexicana participa en el Cleantech Challenge México 2015, concurso donde participan empresas verdes innovadoras.

Agencia ID

Pin It