El trastorno por estrés postraumático aumentaría riesgo de diabetes en mujeres

Pin It

Las mujeres con un trastorno por estrés postraumático (TEPT) parecen más propensas que las demás a contraer diabetes tipo II, y los casos graves de TEPT tienen casi el doble de riesgo, según un estudio reciente.

La investigación "trae la atención a un problema no reconocido", dijo el doctor. Alexander Neumeister, director del programa de imágenes moleculares para la ansiedad y los trastornos del estado del ánimo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York. Es crucial tratar tanto el TEPT como la diabetes cuando están interconectados en las mujeres, dijo. De lo contrario, "se puede tratar la diabetes tanto como se quiera, pero nunca se tendrá un éxito completo", añadió.

El TEPT es un trastorno de ansiedad que se presenta después de vivir o presenciar un evento peligroso. Las personas con el trastorno podrían sentir un estrés intenso, sufrir recuerdos vívidos o experimentar una respuesta de "lucha o huida" cuando no hay un peligro aparente.

Se estima que una de cada 10 mujeres en Estados Unidos contraerá un TEPT a lo largo de su vida, con posibles efectos graves, según el estudio."Desde hace unos pocos años, cada vez se ha prestado más atención al TEPT no solo como un trastorno mental sino como uno que también tiene efectos profundos sobre el cerebro y la función corporal", dijo Neumeister, que no participó en el nuevo estudio. Entre otras cosas, las personas que sufren de TEPT aumentan más de peso y tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiaca en comparación con otras personas.

El nuevo estudio siguió a 49 mil 739 enfermeras mujeres de 1989 a 2008 (con 24 a 42 años de edad al inicio) y dio seguimiento a su peso, a si fumaban, a la exposición a acontecimientos traumáticos, a los síntomas de TEPT y a la diabetes tipo II.

Las personas con esta enfermedad tienen un nivel de azúcar en la sangre superior al normal. Si no se trata, provoca graves problemas como la ceguera o el daño renal.

En el transcurso del estudio, más de 3 mil de las enfermeras, o el 6 por ciento, contrajeron diabetes tipo II, que se vincula con tener sobrepeso y llevar una vida sedentaria. Las que tenían más síntomas de TEPT tenían casi el doble de probabilidades de contraer diabetes que las que no tenían TEPT, afirmó la coautora del estudio, Karestan Koenen, profesora de epidemiología de la Facultad Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

El estudio no demuestra que el TEPT cause diabetes directamente, aunque Koenen permite a los investigadores saber que precedió a la diabetes tipo II. Dado que el TEPT altera varios sistemas en el cuerpo, como los que gestionan las hormonas del estrés, "quizá algo del TEPT cambie la biología de las mujeres y aumente el riesgo" de diabetes, dijo.

El uso de antidepresivos y un mayor peso corporal explicaron casi la mitad del aumento del riesgo, dijo Koenen. "El hallazgo sobre los antidepresivos fue sorprendente ya que, hasta donde sabemos, nadie lo ha mostrado antes", dijo. "Se necesitan muchas más investigaciones para determinar qué significa el hallazgo".

La obesidad explica un parte de la relación, pero no toda, señaló.

Neumeister dijo que podría haber una conexión entre el TEPT, comer en exceso y la diabetes, pero cree que la situación es más compleja de lo que suena. Muchos pacientes de TEPT tienen sobrepeso, y eso es cierto tanto para hombres como para mujeres", dijo. "No entendemos este vínculo". Algún factor, quizá genético, podría hacer que las personas sean más propensas a ambas afecciones, indicó.

"Nuestros hallazgos son consistentes con los hallazgos en los veteranos varones", dijo Koenen. "Se necesitan más estudios sobre los hombres de la población general, pero basándonos en estos datos esperaríamos que los hallazgos fueran similares".

Por ahora, los médicos deberían prestar más atención a las posibles causas de la diabetes. "Los médicos en general no hacen suficientes preguntas, pero cuando las hacen, olvidan preguntar por los factores psicológicos que podrían contribuir a los problemas médicos".

Fuente: HealthDay

Pin It