Conoce la relación entre diabetes y las enfermedades del tiroides

Pin It

Los pacientes con diabetes tipo 1 están en mayor riesgo que la población general

La Diabetes Mellitus y las enfermedades del tiroides son las condiciones del sistema endocrino más comunes en nuestra Isla. Las prevalencias de estas en Puerto Rico se estiman en 16% para la diabetes y 23% para las condiciones del tiroides. Pero ¿existe alguna relación entre estas? La respuesta es que sí la hay.

Existen varios tipos de Diabetes Mellitus siendo las más comunes: la diabetes tipo 1, la tipo 2 y la diabetes gestacional.

La diabetes tipo 1 es una condición de tipo autoinmune que, aunque ocurre mayormente en niños y adolescentes, puede ocurrir a lo largo de la vida. El cuerpo produce anticuerpos que atacan el páncreas causando la destrucción de las células que producen la insulina. Recuerda que la insulina es la hormona que nos permite utilizar la glucosa — azúcar— como fuente de energía para realizar las funciones de nuestro cuerpo.

La enfermedad de Hashimoto y la enfermedad de Graves —causas más comunes de hipotiroidismo e hipertiroidismo— ocurren por un ataque autoinmune al tiroides. En la enfermedad de Hashimoto los anticuerpos causan una pérdida de la función del tiroides, tiroides vago, y en la enfermedad de Graves los anticuerpos aceleran la función, tiroides hiperactivo.

Se ha encontrado que los pacientes que viven con diabetes tipo 1 están en un riesgo mayor de desarrollar condiciones del tiroides que la población general. La enfermedad autoinmune del tiroides puede presentarse en 17% a 30% de los pacientes que viven con diabetes mellitus tipo 1. Por eso es de suma importancia que el paciente que vive con diabetes tipo 1, sus padres y su endocrinólogo se mantengan alertas al desarrollo de los síntomas asociados a las enfermedades del tiroides y se realice la prueba de TSH anualmente. Al desarrollar hipotiroidismo el paciente puede presentar frío excesivo, rostro hinchado, pérdida de cabello, estreñimiento, ganancia moderada de peso —de 5 a 15 libras—, depresión y problemas de concentración.

Sobre el tratamiento

El tratamiento del hipotiroidismo consiste en reemplazar la hormona tiroidea mediante el uso diario de tiroxina sintética, tanto en el hombre como en la mujer. En la mayoría de los casos este reemplazo se debe tomar durante toda la vida. Su médico evaluará sus síntomas y pruebas de laboratorio regularmente para ajustar la dosis, si es necesario. El reemplazo de hormona de tiroides se debe tomar en ayunas y esperar de media hora a una hora antes de ingerir alimentos. Hay ciertos medicamentos que requieren que se espere al menos cuatro horas antes de ingerirlos para no interferir con la absorción del reemplazo de esta hormona.

Los síntomas relacionados al hipertiroidismo incluyen: calor excesivo, pérdida de peso, irritabilidad, temblor, palpitaciones y ansiedad.

Los tratamientos para el hipertiroidismo pueden ser: radioyodo, cirugía o drogas antitiroideas dependiendo de la causa.

Los pacientes con diabetes tipo 2 presentan una prevalencia mayor de condiciones del tiroides que la población general, pero en una escala muchísimo menor que en el caso de la diabetes mellitus tipo 1. La diabetes tipo 2 se caracteriza por el desarrollo de resistencia a la insulina como uno de los principales defectos en el metabolismo de glucosa. En estos pacientes, en cambio, se debe monitorear el desarrollo de síntomas como se hace en la población general.

Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo están asociados al desarrollo de resistencia a la insulina en diferentes tejidos. Las condiciones del tiroides pueden afectar el metabolismo de los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la diabetes mellitus.

El hipotiroidismo o tiroides vago retrasa el procesamiento de los medicamentos incluyendo la insulina, esto puede provocar que el paciente necesite reducir las dosis. Por el contrario, el hipertiroidismo acelera el metabolismo de los medicamentos de la diabetes y se podría requerir un aumento en la dosis. Así que cambios sin explicación en los requerimientos de insulina pueden ser también una clave que nos puede hacer sospechar que nuestro paciente tenga una condición del tiroides, en unión a los síntomas característicos.

Los medicamentos de la diabetes mellitus también pueden tener un efecto en las condiciones del tiroides. La metformina puede reducir los niveles de TSH en personas con niveles en el rango superior normal de TSH; y los medicamentos como la pioglitazona pueden tener un efecto en la oftalmopatía —condición de los ojos— relacionada a la enfermedad de Graves. Además, hay ciertos medicamentos de la diabetes que están contraindicados en pacientes que tengan historial personal o familiar de cáncer medular de tiroides o síndrome de neoplasia endocrina múltiple (MEN2).

Fuente:elvocero.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 248 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta