Estilo de vida y factores genéticos predisponen a padecer diabetes

Pin It

Quien conoce sobre la enfermedad y sus medicamentos se encuentra más comprometido con sus terapias y está empoderado, de acuerdo con la doctora Leticia Hernández

La doctora Leticia Hernández será quien presidirá de ahora en adelante la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED); los proyectos siguen enfocados en brindar educación a los pacientes a través de las plataformas sociales y poder llegar así a pacientes jóvenes y adultos que recurren a dichas plataformas.

Además, desde la SPED, desean trabajar en la prevención, dado que la mayor incidencia es en la diabetes tipo II, por lo que desean centrarse en ello para poder prevenir.

Una de las razones por las cuales la doctora Hernández considera que la incidencia de la diabetes aumenta se debe al envejecimiento de la población, cuya mayoría es de 65 años y son los más afectados por la diabetes.

En términos de las personas más jóvenes con diabetes, se impone el factor del estilo de vida y genéticamente, pues, al ser puertorriqueños y latinos hay una predisponibilidad mayor, a la cual, especialmente si se le suma un estilo de vida sedentario y, al tener una condición de obesidad, la probabilidad aumenta.

Cabe resaltar que la diabetes tipo 2 es una discapacidad en cuanto a la regulación del nivel de glucosa en el cuerpo, como combustible. A largo plazo, esta afección lleva a que la circulación de azúcar aumente en el torrente sanguíneo. A su vez, los niveles elevados de glucosa en la sangre podrían ocasionar trastornos en el sistema circulatorio, inmunitario y nervioso.

En la diabetes tipo 2 se encuentran dos problemas vinculados; por un lado, el páncreas no produce la cantidad suficiente de insulina y, por lo tanto, las células no responden de forma apropiada, por lo que consumen menos azúcar.

Usualmente, la diabetes se conocía por su aparición en la vida adulta, no obstante, ahora se sabe que la diabetes tipo 1 y 2 pueden aparecer no solo en la adultez, sino también en la infancia. Ello se debe a la cantidad de niños y jóvenes que sufren de obesidad.

Aunque no existe una cura para la diabetes tipo 2, tomar ciertas medidas, como perder peso, alimentarse sanamente y hacer ejercicios, podría ayudar a que la enfermedad esté bajo control. Pero, si ello no es suficiente para controlar la glucosa, entonces quizá el paciente precise de medicamentos.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 se van desarrollando de forma lenta, incluso los pacientes pueden pasar años sin saber que la padecen. Pero, los síntomas que pueden aparecer son la micción frecuente, el aumento de sed, de hambre, la pérdida involuntaria de peso, fatiga, visión borrosa, infecciones frecuentes, llagas que no sanan rápido, hormigueo o entumecimiento en las extremidades, así como zonas oscurecidas en la piel, por lo general, en el cuello y las axilas.

Los factores de riesgo, tal como enfatizan los especialistas, son el sobrepeso, el almacenamiento de grasa en el abdomen, la inactividad, el tener antecedentes familiares, origen étnico, la edad, entre otros.

Finalmente, la doctora Hernández destacó que ama salir de la oficina para crear programas y poder ayudar a la población afectada, brindándoles información oportuna.

Fuente: medicinaysaludpublica.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 193 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta