Prediabetes: antesala a la diabetes

Pin It

Hacer cambios puntuales en los estilos de vida puede ayudar a evitar el progreso de la condición

En Puerto Rico, la diabetes es la tercera causa de muerte. Uno de cada seis adultos vive con esta condición, lo que representa el 16.7% de la población, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Salud. Pero, usualmente, antes de llegar a un diagnóstico de diabetes, está la prediabetes.

“La prediabetes es lo que viene antes del diagnóstico de diabetes. Se define como una glicosilada de 5.7, que es la medida de los últimos tres meses del azúcar que se utiliza para hacer el diagnóstico de prediabetes. Cuando las personas tienen prediabetes a través de los años pueden tener complicaciones como nefropatía, sin llegar a un diagnóstico de diabetes”, indicó la endocrinóloga Paola Mansilla.

La doctora agregó que cuando hay un diagnóstico de prediabetes, es porque ya hay daño en los receptores de la insulina. A medida que el paciente come carbohidratos simples, como el arroz, el pan blanco y los dulces, todo este azúcar se convierte en grasa y perjudica los receptores que dejan de metabolizar el azúcar y sigue progresando la enfermedad hasta llegar a un diagnóstico de diabetes.

“Existen dos tipos de diabetes, la tipo uno que es cuando el paciente es insulinodependiente y necesita insulina porque su páncreas no funciona; y la tipo dos, que es la que se adquiere a través de los años por mala alimentación. Puede que su páncreas funcione, pero hay una resistencia a esa hormona que se llama insulina y hace que se guarde el azúcar. También está la diabetes gestacional que es la que se da cuando una paciente está embarazada”, explicó la endocrinóloga.

Alternativas para prevenir la prediabetes y diabetes

Entre las recomendaciones para evitar un diagnóstico de prediabetes o diabetes lo primero es cuidar la alimentación. Es decir, llevar una dieta balanceada. Lo segundo es hacer ejercicio, al menos 150 minutos a la semana.

“Los ejercicios se deben hacer desde niños hasta que sean adultos mayores. Lo mismo sucede con la alimentación. No está bien premiar a los niños con dulces. Los niños deben aprender qué alimentos son buenos y cuáles no, y eso es lo más importante. El ejercicio es un complemento porque se queman calorías y hace que el páncreas funcione mejor, porque, mientras menos grasa hay en esos órganos, mejor funcionan”, señaló la doctora Mansilla.

Cómo llevar una dieta balanceada

Para quienes se preguntan cómo pueden mejorar sus hábitos alimenticios, la nutricionista y dietista Denice Miner sostuvo que lo primero que se debe mirar son las bebidas que estamos consumiendo.

“Un buen plan de alimentación es algo para toda la vida y debemos saber que el páncreas no está hecho para trabajar con tanta insulina cuando nos tomamos un vaso de refresco, por ejemplo. Así que lo primero es ver qué estamos bebiendo; si son jugos o refrescos, hay que mirar la etiqueta y validar la porción de azúcar. Es sorprendente ver que un vaso de jugo de uva, que dice que es natural, tiene igual contenido de azúcar que una soda. Si el producto tiene más de cinco gramos de azúcar, es alto. Y un vaso de refresco o jugo puede tener hasta 38 gramos de azúcar. Todo ese azúcar va a la sangre y por eso tenemos diagnósticos a tan temprana edad. Tenemos que cambiar las bebidas altas en azúcar por agua”, aseguró la nutricionista.

El siguiente paso es prestar atención a los alimentos que se convierten en azúcar luego de dos horas de haberlos consumido. Estos son los carbohidratos.

“Lo que nos trae la dieta criolla son alimentos altos en carbohidratos y se mezclan con otros altos en azúcar de la dieta americana. Estos carbohidratos son el arroz, las habichuelas, la pasta, la yuca, el ñame, la yautía, los panes, los cereales y las galletas. Con estos productos, hay que mantener un balance en las porciones que se consumen. Para eso, una de las recomendaciones que les presento a los pacientes es que midan estas porciones con un plato. Los carbohidratos no deben ocupar la mayoría del plato”, puntualizó.

Lo ideal, mencionó la licenciada, es que la mitad del plato tenga alimentos sin azúcar como los vegetales, que aportan fibra; y las proteínas de origen animal, como pollo, pavo, pescado o salmón. En cuanto a los carbohidratos, lo importante es no consumir demasiados; por ejemplo, si vas a consumir arroz y habichuelas, pues no comas tostones.

Cómo se diagnostican la prediabetes y diabetes

De acuerdo con la doctora Mansilla, no hay síntomas de prediabetes o diabetes; es una enfermedad silenciosa. En especial con la prediabetes y diabetes tipo dos.

“Ahora mismo, estamos reclutando pacientes para un estudio que vamos a realizar y no pueden ser prediabéticos, solamente obesos, y ha sido muy difícil reclutarlos porque les hacemos laboratorios y tienen prediabetes, pero ellos no lo saben. Entonces, ese es el problema, que las personas pasan años sin hacerse laboratorios y cuando se los hacen ya es tarde”, recalcó la endocrinóloga.

Por esa razón, la doctora aconsejó a las personas con factores de riesgo, como aquellos donde hay casos de diabetes en la familia, obesidad o que hayan tenido diabetes gestacional, que se hagan pruebas de cernimiento constantemente. Un número adecuado del nivel de azúcar es menos de 100 en ayunas o menos de 140 después de comida.

En el caso de la diabetes tipo uno, según la Clínica Mayo, los pacientes pueden experimentar aumento de sed, fatiga, irritabilidad y visión borrosa.

Población en riesgo de prediabetes y diabetes

Tomando en consideración que los números de casos de diabetes en Puerto Rico son alarmantes, pues, en el 2015, era la jurisdicción con más casos de diabetes de todos los Estados Unidos, Mansilla aseguró que hay dos factores responsables de esto: la genética y la alimentación. Estos dos factores hacen que todas las poblaciones, tanto niños como adultos mayores, estén en riesgo de tener un diagnóstico de prediabetes o diabetes.

“Los latinos tienen más predisposición de tener diabetes que otras razas. A eso se suma que aquí se comen demasiados alimentos de fast food, comidas no saludables como las que son fritas y el consumo de alcohol también es alto. Todo eso hace que la incidencia sea tan alta”, reconoció la endocrinóloga.

La adicción al azúcar

La doctora Mansilla admitió que hay muchos pacientes que les cuesta demasiado dejar de consumir azúcar porque es muy adictivo.

“Es un elemento que le ponen a las comidas y se convierte en una adicción porque el paciente sabe que le hace mal, pero la sigue consumiendo. Así que tienen que trabajar con esa adicción para luego poder evitar consumir los alimentos que le causan la enfermedad”, manifestó.

Con ella coincidió la psicóloga Magda Rodríguez, quien añadió que los pacientes con diabetes son propensos a padecer de depresión y viceversa, que los pacientes con depresión pueden padecer de diabetes.

“La adicción al azúcar se da porque, cuando se consume, hace que liberen hormonas que están relacionadas con la felicidad, como la dopamina. Cuando los pacientes ingieren azúcar, automáticamente esto les brinda cierto bienestar y por eso se convierte en adictivo. Por eso es tan difícil que los pacientes ajusten su estilo de alimentación”, mencionó la doctora Rodríguez.

Estrategias de prevención

Para Brenda Padilla, educadora en diabetes y directora ejecutiva de la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, el trabajo de prevención tiene que venir de varios sectores.

“Tiene que haber un esfuerzo de país. Los supermercados, los restaurantes, las escuelas, todos tenemos que sentarnos en la mesa y entender que si los alimentos más económicos son altos en azúcar, pues eso es lo que van a consumir. Considerando que en Puerto Rico hay muchas familias pobres, si miramos lo que venden las tienditas que están cerca de las escuelas, son empanadillas y sodas y eso es lo que los niños consumen desde por la mañana”, sostuvo Padilla.

Asimismo, la educadora aseguró que la Asociación Puertorriqueña de Diabetes tiene varios esfuerzos enfocados en educar a la población. Entre ellos están: ExpoDiabetes, Nutriexpo, Nutrifit y Daily Camp. Como parte de estas actividades se realizan exhibiciones y clínicas de salud con endocrinólogos, psicólogos y nutricionistas, entre otros expertos en salud.

Además, en su página tienen un mapa con todas las clínicas especializadas en esta condición. Quienes deseen obtener más información, pueden acceder a https://www.diabetespr.org/.

Fuente: primerahora.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 375 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta