Desarrollan un pequeño implante que cura la diabetes en ratones

Pin It

Las propiedades estructurales, mecánicas y químicas combinadas del dispositivo impidieron que otras células en los ratones aislaran completamente el implante

Un equipo de investigadores dirigido por especialistas en diabetes e ingenieros biomédicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington Louis y la Universidad de Cornell ha demostrado que, utilizando un dispositivo minúsculo, pueden implantar células secretoras de insulina en ratones diabéticos.

Concretamente, una vez implantadas, las células secretan insulina en respuesta al azúcar en sangre, revirtiendo la diabetes sin requerir medicamentos para inhibir el sistema inmunológico.

Se trata de un dispositivo microporoso, con aberturas muy pequeñas que permiten que otras células se introduzcan, por lo que las células secretoras de insulina no pueden ser destruidas por las células inmunes.

Las células de los implantes continuaron secretando insulina y controlando el azúcar en sangre en los ratones hasta por 200 días

Según han explicado los investigadores, las propiedades estructurales, mecánicas y químicas combinadas del dispositivo impidieron que otras células en los ratones aislaran completamente el implante y, esencialmente, lo estrangularan y lo volvieran ineficaz.

"Los implantes flotaban libremente dentro de los animales, y cuando los retiramos después de unos seis meses, las células secretoras de insulina dentro de los implantes todavía estaban funcionando”, han declarado.

Las células de los implantes continuaron secretando insulina y controlando el azúcar en sangre en los ratones hasta por 200 días. Y esas células continuaron funcionando a pesar de que los ratones no fueron tratados con nada para inhibir su sistema inmunológico.

"El dispositivo que usamos en estos experimentos protegió las células implantadas del sistema inmunológico de los ratones, y creemos que dispositivos similares podrían funcionar de la misma manera en personas con diabetes insulinodependiente", han concluido los investigadores.

Fuente: consalud.es

Pin It