La mejor aliada contra la diabetes tipo 1: esta app da la insulina justa

Pin It

La diabetes tipo 1 es una de las enfermedades más extendidas de todo el mundo. Esta app ayudará a los pacientes a recibir la dosis justa de insulina

Las aplicaciones para los smartphones son las mejores aliadas para facilitar nuestro periplo vital diario. Incluso para algunos usuarios se convierten en vitales al controlar funciones de salud importantes.

Los diabéticos de tipo 1 necesitan tener un seguimiento pormenorizado de los niveles de glucosa en sangre. Los pinchazos en los dedos y la inyección de insulina son todavía demasiado comunes, aunque existen algunos 'páncreas artificiales' que consiguen absorber parte del seguimiento.

La última tecnología para diabéticos de tipo 1 en salir a la luz viene directamente de la prestigiosa  Universidad de Cambridge que, tras 13 años de investigación clínica, ha culminado el desarrollo de su app. La CamAPS, como así se llama, está disponible para los usuarios de teléfonos Android en Reino Unido y promete administrar la dosis de insulina justa.

Para ello, necesita que el usuario tenga una bomba insulina Dana RS y un monitor de glucosa en sangre Dexcom G6. Ambos elementos se comunicarán con la aplicación que contiene un complejo algoritmo y administrará la insulina según la vayan necesitando. Además, los datos se pueden ir mandando a Diasend, una plataforma en la nube que va registrando los niveles de glucosa en el tiempo, según el comunicado de la Universidad de Cambridge.

La aplicación se adapta al usuario y pueden hacer uso de ella tanto adultos como niños a partir de un año. Según datos proporcionados por la Universidad, cerca de 400.00 personas en Reino Unido tienen diabetes de tipo 1 de las que 29.000 son niños.

Un adulto puede llevar un control más exhaustivo pero en un niño todo es más complejo. Igualmente, en la noche mientras se está durmiendo es posible que los niveles de glucosa en sangre bajen mucho. La aplicación y los dispositivos se mantienen alerta e irán añadiendo insulina según se vaya requiriendo.

Los investigadores de Cambridge esperan que la tecnología detrás de la app CamAPS se pueda aplicar a otros modelos de medidores de glucosa en sangre y bombas de insulina. La aplicación ya se puede descargar e instalar en los smartphones con Android a través de la tienda de Amazon y viene asociada a una suscripción de 70 libras (unos 75 euros) al mes.

El profesor Roman Hovorka, profesor de la Universidad de Cambridge y encargado del proyecto, quiere que el sistema nacional de salud (NHS, en sus siglas en inglés) de Reino Unido corra a cargo con los gastos y comience su implementación pronto. "Nuestro objetivo es aliviar la carga de trabajo a los pacientes de diabetes tipo 1 y mejorar su salud", ha declarado.

Fuente: elespanol.com

Pin It