Asocian la pérdida de apetito sexual con diabetes