Enjuagues bucales podrían aumentar el riesgo de diabetes

Un estudio realizado por la catedrática del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico, Kaumudi J. Joshipura, reveló que las personas que utilizaron enjuagadores bucales al menos dos veces al día tuvieron un mayor riesgo de desarrollar prediabetes o diabetes

Joshipura, catedrática certificada por la Asociación de Institutos Nacionales de la Salud (NIH) y directora del Centro de Investigaciones Clínicas y Promoción de la Salud de la Escuela de Medicina Dental del RCM, encontró que los productos pudieran deteriorar las bacterias beneficiosas del cuerpo.

"Las bacterias buenas en nuestra boca, incluyendo los microbios que ayudan al cuerpo a producir óxido nítrico, podrían ayudar a regular el metabolismo y la resistencia a la insulina y protegernos contra la diabetes", sostuvo Joshipura mediante comunicación escrita del RCM.

La investigadora analizó una muestra de 945 personas como parte del San Juan Overweight Adults Longitudinal Study (SOALS), entre las edades de 40 a 65 años y que no padecen de diabetes, a quienes les dio seguimiento por un periodo de tres años. El riesgo de padecer diabates es aún mayor en los individuos que sufren de sobrepeso.

En la muestra los individuos que reportaron usar un enjuagador bucal dos veces o más al día registraron un aumento de un 50 por ciento en sus niveles de azucar que los colocó en niveles de prediabetes o diabetes, en comparación con los que no usaban enjuague bucal y los que usaban menos enjuague bucal.

“Los enjuagadores bucales no necesariamente ayudan a combatir enfermedades periodontales. La mayoría de los enjuagadores encontrados en las tiendas se promocionan con la función principal de matar las bacterias, para mejorar la higiene oral o algunos específicos para prevenir caries, y para el mal aliento. Pero estos ingredientes antibacteriales no son selectivos y atacan todo tipo de bacterias, sean buenas o malas” añadió Joshipura. 

La Asociación Dental Americana (ADA) establece que: “Aunque usar un enjuague bucal no reemplaza el cepillado y el uso de hilo dental, puede ser una adición que ayude al cuidado diario del higiene oral para algunas personas”. A su vez indica: “para productos de venta sobre el mostrador, busque enjuagues que tengan el sello de aceptación ADA. El sello de ADA implica que este es un producto seguro y efectivo para el propósito anunciado”. Sin embargo, la seguridad a largo plazo con respecto al riesgo de diabetes y otras enfermedades crónicas no se ha evaluado.

Aunque se necesitan más estudios para confirmar la contribución de las bacterias orales en el desarrollo de diabetes, según los hallazgos de este y otros estudios es recomendable evaluar si realmente necesita usar enjuague bucal. También se recomienda considerar los riesgos y beneficios para enfermedades orales y sistémicas.

Fuente: El Nuevo Dia