Crisis hiperglucémica: ¿dosis altas o moderadas de insulina?

Se desconoce la dosis ideal de insulina en una etapa temprana de la crisis hiperglucémica. Pequeños estudios no han encontrado beneficios de los bolos de insulina administrados antes del tratamiento de goteo de insulina en pacientes con cetoacidosis diabética (J Emerg Med 2010; 38: 422 y Diabetes Care 2008; 31: 2081).

Los investigadores compararon los resultados entre pacientes adultos con crisis hiperglucémicas (cetoacidosis diabética o estado hiperosmolar) tratados en una sola institución en dos períodos de tiempo bajo diferentes protocolos.

Durante el período anterior (2010-2012) se usó un protocolo de terapia intensiva con insulina: dosis en bolo de insulina, glucosa en sangre objetivo de 100 a 200 mg / dL y tasas de goteo de insulina a partir de 0.1 a 0.2 unidades / kg / hora.

Durante el último período, se utilizó un protocolo de insulina de intensidad moderada: sin bolos de insulina, glucosa en sangre objetivo de 200 a 300 mg / dl y gotas de insulina a partir de 0.05 a 0.1 unidades / kg / hora.

Las pacientes embarazadas y aquellas con infracciones de protocolo fueron excluidas.

El resultado primario fue la duración de la estancia hospitalaria.

De los 201 pacientes, la mitad ingresó en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Los pacientes tratados con terapia de insulina de alta intensidad tuvieron una duración de hospitalización 24% mayor (media, 150 vs. 114 horas), mayor duración de UCI (media, 30 vs. 19 horas) y mayor prevalencia de eventos hipoglucémicos (35% vs. 1%). ) todas las diferencias estadísticamente significativas.

Hubo cinco muertes con terapia de insulina de alta intensidad y una con terapia de intensidad moderada, que no es una diferencia estadísticamente significativa.

Conclusiones:

El tratamiento con insulina de intensidad moderada para la cetoacidosis diabética y el estado hiperglucémico hiperosmolar dio como resultado mejoras en la estancia hospitalaria y en la UCI, que parecían estar asociadas con una disminución de la variabilidad glucémica.

Fuente: IntraMed