¿Por qué los jóvenes con diabetes tipo 1 son propensos a sufrir de la tiroides?

Pin It

La diabetes y los problemas de la tiroides son dos enfermedades separadas y distintas entre sí. No obstante, la posibilidad de que haya vinculación entre la diabetes tipo 1 y las enfermedades de la tiroides es una posibilidad real que aquí vamos a explicar.

¿Qué son los trastornos de la tiroides?

Los trastornos de la tiroides son todas aquellas condiciones o enfermedades que puede sufrir la glándula tiroides, que es uno de los órganos más incidentes en el funcionamiento del cuerpo humano dado que cumple un rol muy importante vinculado con el metabolismo.

Las dos principales enfermedades de la tiroides son el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, que están relacionadas con la sobreproducción y producción deficiente de la hormona tiroidea, respetivamente. Sin embargo, existen otras condiciones, como las siguientes:

  • Bocio: Agrandamiento de la tiroides.
  • Cáncer de tiroides.
  • Nódulos: Bultos en la tiroides.
  • Tiroiditis: Hinchazón de la tiroides.
  • Diagnosticar una enfermedad de la tiroides requiere que un médico revise tu historia clínica, aplique un examen físico y también una prueba de la tiroides. A veces puede ser necesaria una biopsia.

Vinculación de la diabetes tipo 1 con la tiroides

Los casos específicos del hipertiroidismo y el hipotiroidismo tratan de enfermedades autoinmunes, que son aquellas enfermedades donde el sistema autoinmune del cuerpo ataca las células y órganos sanos como si fuesen peligrosos y nocivos.

El portal kidshealth.com indica que alrededor del 20% de los estadounidenses con diabetes tipo 1 pueden sufrir de enfermedades autoinmunes relacionadas con la tiroides.

Los problemas no tratados de la tiroides o que fueron tratados deficientemente pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre de quienes padecen diabetes tipo 1.

Por otro lado, una persona que padezca diabetes tipo 1 puede sufrir un aumento de peso dada la ausencia de insulina, sin embargo, esto también puede deberse a una tiroides poco activa.

Fuente: La Opinión

Pin It