Crononutrición, la nueva tendencia que mejora la salud y previene la diabetes y el sobrepeso

Pin It

La crononutrición es una nueva tendencia que, según la evidencia científica, es una herramienta para mejorar la salud metabólica y la prevención de comorbilidades asociadas como diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón, regulando los horarios en los que las personas deben comer con los horarios de sueño.

Hoy en día las personas tienen un ritmo de vida acelerado y por cuestión de tiempo y obligaciones han hecho de los tiempos de alimentación algo opcional, mas no obligatorio, lo que desencadena una serie de enfermedades para el organismo que van desde los problemas de sueño, ya que la comida logra que se segreguen hormonas para tener un sueño reparador, hasta la diabetes por la alta producción de insulina cuando el estómago está vacío.

Lorena Almeida, nutricionista y coordinadora Estratégica del Instituto de Nutrición y Salud de Kellogg´s, asegura que con este concepto se busca implementar tendencias para la salud alimentaria, el tiempos de consumo de alimentos y sus efectos en la salud metabólica del organismo que a largo plazo evitan enfermedades relacionadas con el corazón, como la obesidad, la hipertensión, el colesterol, entre otros.

“La crononutrición se basa en la relación que existe entre los ritmos cardíacos y el metabolismo, ya que el momento en que la persona come es tan importante como el momento en el que descansa y en que logra un sueño reparador, pues hay un balance necesario para que el organismo permanezca sano”, sostuvo Almeida.

Agregó que “hay muchos mitos relacionados con la alimentación, ya que la gente evita cenar o desayunar creyendo que así logra tener un balance de los excesos que se han tenido durante el día, y están equivocados porque lo que están logrando es tener niveles más altos de azúcar e insulina, menos niveles de la hormona de la saciedad y esto lo que va a provocar es un sobrepeso y diabetes a largo plazo”.

Es muy importante que haya una sincronía entre los tiempos de trabajo y los horarios de alimentación evitando las actividades nocturnas, ya que estas incrementan la insulina en la sangre y esto produce las enfermedades cardiovasculares, siendo importante no solo lo que se come, sino a la hora que se come.

Fuente: rcnradio.com

Pin It