Cosas para tener en mano si vivo con diabetes

Es indispensable que tengas en casa, en la oficina, en la escuela o allí donde permanezcas gran parte de tu tiempo, los componentes principales para el tratamiento de tu diabetes, así como un botiquín de primeros auxilios destinado a los cuidados de emergencia para evitar que pequeños percances se conviertan en un asunto más grave.

Para el autocontrol y manejo de tu diabetes es importante disponer siempre a mano de:
-El medidor de glucosa y tiras reactivas suficientes, así como pilas o baterías para que siempre haya reserva y poder realizar los autoanálisis de los niveles de azúcar en sangre.

-El tratamiento farmacológico, si éste es necesario (medicamentos orales en el caso de la diabetes tipo 2, y/o insulina  suficiente en el caso de la diabetes tipo 1 y 2 ya con requerimientos insulínicos).

-Azúcar, jugo, glucosa… cualquier alimento o bebida que te ayude a resolver una hipoglucemia leve.

-Para poder intervenir ante una hipoglucemia grave, deberás tener de ser necesario en el refrigerador Glucagón, el cual hay que ir revisando para confirmar que su fecha de caducidad es la adecuada.

Material diabetológico para resolver cetoacedosis, enfermedades o gripes:
-Tiras para medir la acetona en orina, en el caso de no disponer de un medidor de glucosa que incorpore tal opción en sangre.

-Agua, suero en sobre o botella, para hidratarte tras una descompensación por diarrea, fiebre, ejercicio o al tener niveles bajos de vuestra glucosa.

-Analgésicos contra el dolor y la fiebre. En casa siempre ha de haber analgésicos compatibles con cada persona para controlar infecciones ligeras o síntomas de la gripe. Eso sí, siempre has de consultar con los profesionales médicos en cuanto se den este tipo de cuadros gripales, ya que las infecciones y la fiebre alteran tus niveles de glucosa y es posible que se requiera afinar tu régimen de insulina o de medicamentos orales.

-Un teléfono de contacto del profesional sanitario ante cualquier imprevisto que pueda surgir, así como el de la asociación de personas con diabetes más cercana. Según en qué estadio de la enfermedad te encuentres, este teléfono se convierte en imprescindible, por ejemplo en el  momento del debut.

-Es aconsejable disponer de algún tipo de identificación que especifique que tienes diabetes. Un carnet de diabetes o una cadena donde también figure el grupo sanguíneo son recomendables, aunque es mejor llevarlos siempre con uno mismo.

Seguramente en numerosos hogares de personas con diabetes hallaríamos en la despensa de la cocina algún tipo de edulcorante, estos no pueden faltar si tienes el deseo de endulzar los desayunos sin poner en riesgo el control de tu diabetes. Ayuda el tenerlos a mano, junto con diversos alimentos saludables, para evitar las tentaciones de productos que interfieran con una alimentación equilibrada. Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y que te faciliten tu día a día con la diabetes.

Fuente: Bayer Diabetes Care