El apego al tratamiento en la diabetes, uno de los mayores problemas de salud pública en México

Pin It

Uno de los mayores problemas que enfrenta la salud en México es el apego al tratamiento por parte de las personas que viven con diabetes, enfermedad que en su tipo II ocupa el primer lugar de mortalidad cardiovascular.

Hoy en día tenemos diversas opciones de tratamientos para la diabetes mellitus tipo II, que favorecen el apego al tratamiento médico. El tratamiento de la Diabetes básicamente se centra en tres pilares: cambios en los hábitos alimenticios, ejercicio y medicación con fármacos hipoglucemiantes orales, insulina, o algunos otros medicamentos inyectables.

Entre los factores por cuales los pacientes no se apegan a su tratamiento se encuentran el olvido y la desidia, el temor a que los medicamentos tengan efectos secundarios en otros órganos, la ignorancia al creer que la diabetes se controlará sola o únicamente con dieta y ejercicio y por último, el uso de medicina alternativa como sustituto de los medicamentos, entre otros. Uno muy importante y bastante común, es que el paciente abandona el tratamiento “porque se siente bien” o mejor y decide por mutuo propio suspenderlo.

Para poder controlar esta enfermedad es de vital importancia realizar lo siguiente: chequeos frecuentes de glucosa en ayunas y después de los alimentos, acudir al médico en forma regular, realizar los estudios de laboratorio cada vez que sean solicitados y NO abandonar o suspender el tratamiento que el médico prescribió al paciente.

Es fundamental mantener una muy buena comunicación Médico-Paciente para que se puedan alcanzar los objetivos. Hoy en día tenemos una “familia de medicamentos” que conocemos como inhibidores de DPP4, que entre otras funciones favorecen el apego y la adherencia terapéutica, ya que se administran una a dos veces al día.

Estos medicamentos además de lograr buenos controles de la glucosa, también han comprobado tener una seguridad cardiovascular, como lo manifiesta uno de los estudios, TECOS que demostraron que Sitagliptina, además de controlar la hemoglobina glucosilada, no eleva el riesgo cardiovascular, ni de insuficiencia cardiaca; lo que permite asegurar que es un medicamento seguro y eficaz en el manejo de los pacientes con diabetes mellitus tipo II.

Para la diabetes mellitus, los nuevos tratamientos orales reducen la cantidad de pastillas que los pacientes deben tomar, y facilitan la adherencia al tratamiento. Estamos seguros de que los nuevos rumbos de las investigaciones nos permitan mejorar la calidad de vida de las personas que viven con diabetes a nivel mundial.

Fuente: La Razón / Por Dr. Paul Frenk*

*El Dr. Paul Frenk Baron es médico egresado de la UNAM, especialista en medicina interna y está recertificado por el Colegio de Medicina Interna de México; es fellow del american college of physicians, así como Investigador clínico en el área de la diabetes, además de asesor médico y speaker en el área de la diabetes. Ha dictado múltiples conferencias a nivel Nacional así como Internacional. Actualmente, forma parte del Hospital Ángeles Mocel y ABC. Pertenece a la Asociación Americana de Diabetes.

Pin It