La hierba que ayuda a controlar el azúcar y regular el colesterol

Pin It

El diente de león es capaz de regular los niveles de azúcar en la sangre

El azúcar en la sangre, también llamada glucosa, es el azúcar principal que se encuentra en la sangre. Esta proviene de los alimentos que se consumen y es la principal fuente de energía.

La sangre lleva la glucosa a todas las células del cuerpo para ser usada como energía. Por eso, si las personas sufren de diabetes, es importante que mantengan el azúcar en un nivel determinado.

En contexto, la diabetes es una enfermedad que se caracteriza por niveles elevados de azúcar en la sangre. Con el tiempo, esto puede causar serios problemas. Aunque una persona no tenga diabetes también puede tener problemas de salud si el azúcar en su sangre está muy bajo o muy alto, según el portal especializado en salud MedlinePlus.

Afortunadamente, el azúcar en la sangre puede regularse, si se adoptan hábitos saludables. Una publicación de la revista Antioxidants indica que la ingesta de bebidas a base de plantas medicinales ayuda a disminuir el riesgo de diabetes, regula la respuesta inflamatoria y mejora la resistencia a la insulina.

Diente de león

El diente de león, científicamente denominado Taraxacum officinale, es otra planta que posiblemente tenga un fuerte efecto sobre la diabetes, ya que tanto sus hojas como sus raíces son capaces de regular los niveles de azúcar en la sangre.

De hecho, la raíz del diente de león posee una sustancia conocida como inulina, la cual puede aumentar la producción de insulina, debido a que es un tipo de azúcar que no es metabolizado; por ende, no genera el aumento del nivel de azúcar en la sangre.

Además, tiene la capacidad de regenerar el hígado y de protegerlo frente a las sustancias tóxicas y el exceso de grasa, lo que la hace también benéfica para regular el colesterol.

Modo de preparación: colocar el agua y 1 cucharada de raíces de dientes de león en una olla y llevar a ebullición, dejar hervir durante 5 minutos. Luego, retirar del fuego y dejar reposar por 5 minutos. Por último, colar y beber cuando esté tibio. Este té puede beberse hasta 3 veces al día.

Té de salvia

Una investigación publicada en Journal of Renal Injury Prevention se determinó que esta planta favorece el control de la glucosa y el colesterol dos horas posprandiales.

Un metanálisis de Journal of Complementary and Integrative Medicine encontró que esta planta tiene un efecto positivo sobre el perfil de lípidos en la diabetes y el estado glucémico en sangre.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas secas de salvia (8 gramos).
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Modo de uso

  • Incorporar las hojas de salvia seca en una taza de agua hirviendo y tapar la bebida.
  • Pasados 10 minutos, colar y consumir.
  • Ingerir dos tazas al día, preferiblemente antes de las comidas.

Té de canela

Una investigación del Journal of Diabetes Research dice que su contenido de compuestos fenólicos le brinda efectos antidiabéticos que favorecen la disminución de glucosa posprandial.

Además, según un estudio en International Journal of Food Science, su consumo regular contribuye al control de los niveles de azúcar en la sangre. En específico, se evidenció que la ingesta de hasta seis gramos de canela, durante 40 días, ayuda a disminuir la glucosa antes de las comidas en adultos sanos.

Ingredientes

  • 3 varas de canela.
  • 1 taza de agua (250 ml).

Modo de uso

  • Hervir las varas de canela en una taza de agua.
  • Cuando llegue a ebullición, retirar del fuego y dejar reposar 10 minutos.
  • Consumir dos tazas de la bebida al día.

Té de moringa

La moringa, cuyo nombre científico es Moringa oleifera, es una planta que posee muchos beneficios, uno de ellos es que posee un efecto hipoglucemiante natural.

Puede ser consumido en té, pero también existe en cápsulas.

Té negro

La composición nutricional del té negro también contribuye a bajar el azúcar en la sangre.

Un estudio realizado por Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition indica que la ingesta de esta bebida fue útil para disminuir los niveles de glucosa luego de las comidas. Además, mejoró la respuesta de la insulina tras una carga de sacarosa.

Sus efectos se dan gracias a su alto aporte de polifenoles. De hecho, estos tienen un efecto protector sobre las células secretoras de insulina en el páncreas, lo cual disminuye el riesgo de diabetes.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té negro (3 gramos).
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Modo de uso

  • Agregar la cucharadita de té negro en una taza de agua hirviendo.
  • Luego, dejar reposar la bebida 10 minutos y pasarla por un colador.
  • Consumir dos o tres tazas al día.

Fuente: semana.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 371 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta