Diabetes: ¿Tomar café afecta los niveles de glucemia?

Pin It

La cafeína alcanza su nivel máximo en la sangre una hora después de consumirla

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, la glucosa en la sangre es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos.

Adicional, explicó que los principales tipos de diabetes son tipo 1, tipo 2 y la diabetes gestacional:

Con la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina, porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que la producen.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente.

La diabetes gestacional afecta a algunas mujeres durante el embarazo, aunque la mayoría de las veces, este tipo de diabetes desaparece después de que nazca el bebé.

Asimismo, indicó que, con el tiempo, los niveles altos de glucosa en la sangre causan problemas como: enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, enfermedades de los riñones, problemas de los ojos, enfermedades dentales, lesiones en los nervios y problemas de los pies.

Por ello, si se padece la enfermedad es importante tener una alimentación balanceada y saludable, la cual tenga indicaciones de un experto de la salud, con ello se evita que se eleven los niveles de azúcar en la sangre y, uno de los alimentos que recomienda Medical News Today es el café, ya que, según investigaciones, “un mayor consumo de café se relaciona a un menor riesgo de diabetes tipo 2″.

Además, indicó que “los investigadores determinaron que tanto el café con cafeína como el descafeinado reducían el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2″.

De hecho, la universidad sueca de Linkoping, señaló que “lo recomendable es tomar menos de 500 miligramos de cafeína al día, lo equivalente a cuatro o cinco tazas de café solo. Una cantidad mayor suele estar relacionada con aceleración cardíaca, insomnio, irritabilidad, visión borrosa y mareos”.

Sobre la misma línea, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la cafeína no se acumula en el torrente sanguíneo ni se almacena en el organismo, pues esta sale del cuerpo en la orina muchas horas después de haber sido consumida.

Por su parte, en términos de pureza, la recomendación es consumir café en granos o molido, dado que, a diferencia del café instantáneo, este no ha sido sometido a ningún proceso industrial que altere sus componentes aromáticos y nutricionales. Además, tampoco lo mezclan con otro tipo de café de menor calidad con el objetivo de generar más demanda debido a su precio.

No obstante, el portal de salud del Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés) asegura que los expertos recomiendan que algunas personas eviten la cafeína. Por ejemplo, personas con problemas intestinales como reflujo ácido, personas que tienen problemas para dormir y personas con problemas cardíacos.

Posibles efectos secundarios

  1. Insomnio.
  2. Ansiedad y síndrome de abstinencia.
  3. Agitación.
  4. Estrés.
  5. Efectos cardíacos.
  6. Inquietud y temblores
  7. Dolores de cabeza
  8. Mareos
  9. Ritmo cardíaco rápido o anormal
  10. Deshidratación
  11. Dependencia, por lo que se necesita tomar más de ella para obtener el mismo efecto.

De todos modos, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de las propiedades ya nombradas, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Fuente: semana.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 182 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta