Nanoterapia y diabetes tipo 1: ¿Un nuevo tratamiento puede cambiar nueve millones de vidas?

Pin It

Investigadores de la Universidad Northwestern (EEUU) desarrollan un tratamiento revolucionario para la diabetes tipo 1 basado en la nanoterapia

Más de nueve millones de personas en el mundo se ven afectadas por la enfermedad de la diabetes tipo 1.

Un trastorno en las hormonas que generan insulina provoca a los paciente una afección de por vida que, además, les obliga a tratarse a diario.

Pero ahora, a innovación clínica puede cambiar de manera radical la vida de todos esos pacientes afectados.

Y es que, un equipo de investigadores de la Universidad de Northwestern, en Illinois, Estados Unidos, han logrado desarrollar un tratamiento basado en nanoterapia para solventar el problema del suministro de la insulina.

¿Cómo funciona la nanoterapia aplicada a la diabetes tipo 1?

Hay que partir de la base de que son los islotes pancreáticos los que se encargan, en términos normales, de producir la insulina cuando cambian los niveles de azúcar en la sangre.

Y que es a ellos a los que ataca la diabetes tipo 1, provocando la destrucción de las células que se encargan de producir la insulina.

Ante esa situación, la ciencia optó por el trasplante de esos islotes pancreáticos para dar solución a los pacientes, pero son muchos los problemas que se plantean en términos de rechazo. El equipo investigador de Noerthwestern ha descubierto una técnica capaz de evitar esos rechazos en base a nanoterapia.

La nanoterapia logra generar una nueva forma de inmunosupresión capaz de dirigirse a células específicas relacionadas con el trasplante, sin suprimir respuestas inmunitarias más amplias.

De esta manera se logran salvar los beneficios del tratamiento, al tiempo que se evitan los efectos secundarios relacionados con el trasplante.

Las pruebas en ratones han demostrado que se dan mínimos efectos secundarios al tiempo que se logra acabar con la diabetes en menos de cien días. Los ratones que recibieron el tratamiento basado en nanoterapia «obtuvieron una respuesta inmunitaria robusta en comparación con los que recibieron un tratamiento estándar».

Como dice Guillermo Ameer, director del Centro de Ingeniería Regenerativa Avanzada (CARE), además de catedrático de Ingeniería Biomédica, Profesor de Cirugía y Profesor en Daniel Hale Williams:

«Este enfoque se puede aplicar a otros tejidos y órganos trasplantados, abriendo nuevas áreas de investigación y opciones para los pacientes».

El artículo con los resultados de la investigación se publicó en la revista Nature Nanotechnology.

Qué es la Nanoterapia y cómo funciona

La nanoterapia aplicada a la medicina es un tratamiento realmente innovador que ha sido capaz de revolucionar la forma de tratar multitud de enfermedades como parece podrá hacer ahora con la diabetes tipo 1.

En términos generales, la nanoterapia podría ser definida como el uso efectivo de nanopartículas como vehículos para administrar los fármacos solo en el lugar donde sean realmente necesarios.

Es una tecnología muy efectiva y precisa. Y ahí está su valor diferencial.

La diabetes tipo 1 en el mundo

La diabetes tipo 1, que actualmente afecta a un total de 90.000 personas en España y 9 millones en todo el planeta, es un trastorno crónico que afecta directamente al páncreas.

El daño que provoca a este órgano acaba por hacer que deje de producir la insulina o al menos en la cantidad en que es necesaria.

Esta hormona, la de la insulina, es imprescindible para que el azúcar ingrese a las células para producir energía.

¿Cómo se llega a este punto? Puede deberse a múltiples causas y, a día de hoy, no tiene cura.

Este tratamiento, como en el caso del descubierto en Universidad Northwestern a base de nanoterapia, se centra en controlar los niveles de azúcar en sangre.

La manera en que podemos detectar la aparición de la diabetes tipo 1 puede resumirse en varios síntomas que llegan de forma repentina:

  • Orinar a menudo.
  • Incontinencia urinaria.
  • Hambre extrema.
  • Irritabilidad y cambios de humor.
  • Fatiga y debilidad.
  • Visión borrosa.
  • Cansancio extremo

Las causas suelen ser de origen genético, aunque la exposición a diversos virus y otros factores ambientales también influyen en la aparición de la diabetes tipo 1.

Existen, eso sí, factores de riesgo que pueden acabar potenciándola, como los antecedentes familiares, la ubicación geográfica – ciertos estudios señalan que la incidencia aumenta a medida que el individuo vive alejado del ecuador – y la edad, con dos momentos críticos entre los cuatro y los siete años, y entre los diez y los catorce años.

Cuando aparece la diabetes tipo 1, y tras el paso del tiempo, pueden darse complicaciones que afecten al corazón, los vasos sanguíneos, los nervios, los ojos y los riñones.

La prevención y el tratamiento es fundamental para reducir estas complicaciones.

Por eso, la aparición de nuevos tratamientos como el de la nanoterapia puede suponer un increíble salto de calidad para quienes padecen la diabetes tipo 1.

Fuente: buscandorespuestas.lne.es

Pin It

Quien está en línea

Hay 169 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta