¿Tiene diabetes? Haga esto para salvar su vista

Pin It

Las personas con diabetes deben acudir a un especialista a revisión ocular para evitar o tratar la retinopatía diabética

Gestionar la diabetes puede ser difícil, pero sus ojos podrían agradecérselo. La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes que daña a los vasos sanguíneos de la retina, lo que con frecuencia resulta en pérdida de la vista y ceguera. La afección ocurre en más de la mitad de las personas con diabetes.

Afecta a casi 8 millones de estadounidenses, y se prevé que esa cifra se haya duplicado en 2050, según un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Especialistas de Retina (American Society of Retina Specialists, ASRS) para celebrar el mes de concienciación sobre la enfermedad ocular diabética, en noviembre.

"Con las nuevas tecnologías que ayudan con el diagnóstico temprano y los avances en el tratamiento, hemos entrado en una era en que nadie con diabetes tiene que sufrir los devastadores efectos de la retinopatía diabética", aseguró en un comunicado de prensa de la ASRS el Dr. Philip Ferrone, presidente de la sociedad.

"Con una mayor concienciación sobre la afección, lo que incluye los factores de riesgo comunes y los síntomas a los que hay que estar atentos, todo el que tenga diabetes puede estar preparado con la información que necesita para preservar su vista", añadió Ferrone.

Todo el que tenga diabetes (ya sea diabetes tipo 1, tipo 2 o gestacional) está en riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Mientras más tiempo ha tenido diabetes una persona, mayor es su riesgo. Otros factores que aumentan el riesgo incluyen: un mal control de los niveles de azúcar en la sangre a lo largo del tiempo, la hipertensión, la enfermedad renal, unos niveles altos de colesterol, y el embarazo.

Muchas personas tienen retinopatía diabética durante un largo tiempo sin síntomas. Cuando los síntomas aparecen, podría haber un daño significativo.

Los síntomas pueden incluir una vista borrosa o distorsionada, dificultades para leer, motas o manchas en la visión, una sombra en el campo visual, presión ocular, y dificultades con la percepción del color. Las personas con cualquiera de estos síntomas deben recibir una evaluación lo antes posible.

Los tratamientos para la retinopatía diabética incluyen inyecciones intravítreas (dentro del ojo), tratamientos con láser y cirugía.

Las personas en riesgo de retinopatía diabética pueden proteger su vista al: controlar el azúcar en la sangre, la presión arterial y el colesterol; mantener un peso saludable; tomar todos los medicamentos recetados para la diabetes; recibir exámenes regulares de retina dilatada; dejar de fumar; y permanecer activas.

"Desde enfocarse en unos hábitos saludables de estilo de vida hasta someterse a exámenes regulares de retina dilatada, hay muchas formas de que las personas con diabetes mantengan una vista excelente durante toda la vida", añadió Ferrone.

Fuente: debate.com.mx

Pin It

Quien está en línea

Hay 451 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta