La obesidad, un padecimiento prevenible y controlable

Pin It

En la actualidad, los países de la OCDE dedican el 8.4% de su presupuesto total en Salud al tratamiento de enfermedades relacionadas con la obesidad

La obesidad y el sobrepeso son algunas de las principales preocupaciones en materia de salud alrededor del mundo, y en México se ha convertido en uno de los principales padecimientos.

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuatro de cada 10 derechohabientes de 20 años o más padecen obesidad y se cree puedan ser aún más.  

Dicha condición es un factor determinante para desarrollar enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión arterial, accidentes cerebro-vasculares, infarto de miocardio, varios tipos de cáncer, incluso se le ha relacionado con las complicaciones del Covid-19. 

De acuerdo con la empresa especialista en pruebas de diagnóstico Kabla, el Índice de Masa Corporal (IMC) puede funcionar como un indicador que nos ayuda a conocer si una persona sufre de esta enfermedad. Dicho parámetro se puede conocer tras dividir el peso de una persona entre su estatura al cuadrado. En caso de obtener un número mayor a 25, se sufre sobrepeso; si el número está entre 30 y 34.9 es obesidad grado I, cuando  está entre 35 y 39.9 se considera obesidad grado II y arriba de 40 es obesidad grado III, llamada obesidad mórbida.  

“Un IMC elevado es un factor de riesgo que puede derivar en enfermedades crónicas y complicaciones metabólicas como la diabetes o hipertensión. Es vital el monitoreo de estos padecimientos, ya que los controles periódicos permiten una detección oportuna y un mejor control de la enfermedad”, señala el Dr. Roberto Santos Gzz. Consumer and Home Products / Medical Affairs de Kabla. 

Cabe señalar que el IMC es una medida útil para personas sedentarias, es decir que no realizan actividad física ya que para personas que si llevan a cabo una actividad física regular o son atletas de alto rendimiento, el método para determinar un sobrepeso es determinado por más parámetros. 

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las tres principales causas de muerte en México, entre enero y agosto de 2020, fueron enfermedades del corazón, Covid-19 y diabetes mellitus. Y entre las primeras 10 causas se encontraron otros padecimientos relacionados con la obesidad, como enfermedades cerebrovasculares y enfermedades del hígado.   

Recomendaciones 

El IMSS se señala que es importante que las personas sufren de este padecimiento deben de tratarse inmediatamente y empezar con dejar de consumir productos procesados, altos en azucares y grasas. Además de realizar actividad física y dormir por lo menos siete horas diarias. 

“La obesidad es una enfermedad prevenible y tratable, su atención comienza con el control del peso, la revisión del estado general de salud en el área de Nutrición y el seguimiento preciso de recomendaciones sobre alimentación y actividad física”, señaló la doctora Julia del Carmen Rodríguez García, jefe de Área de Nutrición y Salud en Primer Nivel del IMSS. 

Existen causas genéticas, causas hormonales y causas de comportamiento, pero normalmente la obesidad se da cuando la persona ingiere más calorías de las que se requiere con su actividad física. Estas calorías en exceso, acaban por acumularse en el cuerpo en forma de grasa.

La doctora subraya que esta acumulación excesiva de tejido graso, con relación al peso total de una persona, generalmente se sitúa más en el abdomen, caderas, muslos o brazos, y no es sólo una condición o característica, es un padecimiento crónico, prevenible y controlable. 

Enfatizó que la obesidad genera diferentes complicaciones metabólicas y predispone al desarrollo de otras enfermedades como diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial o infarto cardíaco), enfermedades cerebrovasculares (infarto o embolia cerebral), diferentes tipos de cáncer (principalmente de mama y colon), hígado graso, ovario poliquístico, problemas articulares y problemas psicosociales (aislamiento, baja autoestima o bullying), entre otros. 

La obesidad puede ocurrir a cualquier edad, incluso, en niños y niñas que son una población vulnerable, ya que dependen de sus padres o cuidadores y están en una etapa altamente influenciable por la publicidad, por lo que se debe tener un especial cuidado.

Fuente: eleconomista.com.mx

Pin It

Quien está en línea

Hay 554 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta