Diabetes tipo 1 y 2: ¿cuáles son las diferencias?

Pin It

Las causas que las provocan, lo que ocasionan en el organismo y la edad en la que se presentan, son algunas de ellas

Para empezar hay que entender que la diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina, hormona encargada de regular el azúcar en la sangre, o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, como la describe la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Principalmente se habla de dos tipos de diabetes, que son la Diabetes Mellitus tipo 1 y la Diabetes Mellitus tipo 2. Estas se diferencian en sus causas, síntomas, características, tratamiento, y la edad en la que se presentan.

La conocida diabetes tipo 1 ocurre cuando el organismo no produce suficiente o ninguna cantidad de insulina, pues las células del páncreas encargadas de producirla dejan de funcionar. Por otra parte, la de tipo 2, es la que se da cuando el organismo presenta resistencia a la insulina y con el tiempo, frecuentemente no producen la cantidad suficiente de esta hormona.

De acuerdo con un artículo del sitio web especializado en temas de salud, Healthline, algunos de los síntomas que pueden ocasionar estos dos tipos de diabetes son la necesidad de orinar más seguido de lo usual, que se conoce como micción frecuente, sed en exceso así como hambre, agotamiento, visión borrosa, cortes o llagas que no sanan adecuadamente.

Quienes padecen estas enfermedades pueden además padecer notorios cambios de humor y pérdida de peso, así como adormecimiento y hormigueo en las extremidades del cuerpo. Aún a pesar de estas coincidencias, la diabetes tipo 1 y tipo 2 difieren en la forma en que se manifiestan los síntomas.

En el caso de la diabetes tipo 1, los síntomas se manifiestan vertiginosamente, según los expertos en cuestión de semanas. Este tipo suele manifestarse principalmente en personas jóvenes y niños, pero aún así también se puede manifestar en la adultez de la persona, mientras la de tipo 2, tiene mayor incidencia en personas mayores, y los síntomas pueden durar años sin presentarse, pues evolucionan más lento.

Ahora en cuanto a las causas, la tipo 1 ocurre porque el sistema inmunitario de la persona “confunde las células sanas del propio cuerpo con invasores extraños”, como se explica en el artículo de Healtline, lo que origina la deficiencia de insulina. Aunque la enfermedad no se hereda, sí se puede heredar la predisposición a desarrollarla, por estar expuesto bien sea a un virus, u otro factor externo que dañe las células.

Cuando la persona presenta resistencia a la insulina, es decir que aunque su cuerpo la produce no logra usarla de forma adecuada, es cuando se padece la diabetes tipo 2. El sedentarismo y el sobrepeso u obesidad, pueden ser factores que causan esto, además de que en este caso si puede ser una enfermedad heredada.

En cuanto a la prevención de estos dos tipos de diabetes, los expertos explican que no es posible hacerlo con la de tipo 1, pero sí con la de tipo 2, pues se puede evitar y retrasar si se disminuyen los riesgos que la fomentan.

Esto se puede hacer conservando un peso saludable, manteniendo una actividad física moderada, y también a través de una alimentación en la que el consumo de azúcares y alimentos procesados se reduzca a lo mínimo.

Si los niveles de niveles glucosa son altos en la sangre continuamente, a causa de cualquiera de estas enfermedades, se pueden generar complicaciones, como problemas cardíacos, nefropatías, neuropatías, afectaciones de la visión, trastornos óseos y en las articulaciones, así como complicaciones cutáneas y problemas en el aparato digestivo, entre otras.

Es fundamental recordar siempre consultar con el médico para diagnosticar y tratar correctamente el tipo de diabetes que se padece.

Fuente: Agencias

Pin It

Quien está en línea

Hay 718 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta