El control de la diabetes materna en el embarazo influye en el cerebro infantil

Pin It

Un buen control del azúcar en sangre durante el embarazo de mujeres con diabetes tipo I influirían en el rendimiento escolar del bebé años después, según asegura un equipo de Dinamarca.

En general, los hijos de las mujeres con diabetes tipo I obtenían casi las mismas calificaciones que otros niños durante la escuela primaria, pero el rendimiento académico "difería bastante" de acuerdo con la forma en la que sus madres habían controlado la glucosa en sangre antes y durante el embarazo.

En Diabetes Care, el equipo publica que aún se desconoce si la exposición a niveles de azúcar en sangre altos durante la gestación influyó en la función cerebral infantil de manera directa o si existían factores familiares que podrían haber determinado el manejo materno de la enfermedad y, también, haber influido en el desarrollo cognitivo del bebé.

"El control de la diabetes antes y durante el embarazo es importante por otros motivos: reduce el riesgo de malformaciones congénitas, preeclampsia, parto prematuro, macrosomia fetal y baja glucosa en sangre en el recién nacido", aclaró la doctora Florence Brown, directora del Centro de Diabetes Joslin del Programa de Embarazo y Diabetes del Centro Médico Diaconisa Beth Israel, Boston, y que no participó del estudio.

El equipo de la doctora Sine Knorr, del Hospital de la Universidad de Aarhus, revisó las historias clínicas para determinar los niveles de azúcar en sangre antes y durante el embarazo de un grupo de mujeres con diabetes tipo I.

Utilizó los registros escolares para monitorear el desempeño en la primaria de los 707 niños de esa cohorte para compararlos con información de más de 60.000 niños de la misma edad, pero sin madres diabéticas.

Los hijos de las mujeres con un buen control de la glucosa tendían a obtener notas más altas que el resto de los niños, en especial los hijos de las mujeres con un buen control de la glucosa en sangre en el tercer trimestre, y viceversa: a peor control de la diabetes materna antes y durante el embarazo, menor rendimiento de los niños en la escuela con respecto del grupo de niños sin madres diabéticas.

El equipo también identificó una relación entre el nivel educativo de la madre y el control de la glucosa en sangre. A mayor educación formal, mejor control de la diabetes.

Lo mismo ocurrió entre la educación de los padres y las calificaciones de sus hijos en la escuela, aunque aún tras considerarlo, se mantuvo la relación entre el control de la glucosa en el embarazo y las calificaciones de los niños.

Brown señaló que la función social, psicológica y cognitiva de las madres, más allá del nivel educativo que posea, influirá positivamente en el control de la diabetes y el entorno para el aprendizaje de sus hijos.

"Esto lo respalda el hecho de que las mujeres con el mejor control de la diabetes en el embarazo tenían niños con un mejor rendimiento escolar que los niños de las mujeres sin diabetes", dijo. "Los autores del estudio coinciden en que esa podría ser la explicación de sus resultados".

Por su parte, los autores aclaran que los resultados se aplican sólo a la diabetes tipo I, que es la forma menos común de la enfermedad, que suele aparecer en la niñez y se controla con aplicaciones de insulina.

"Ignoro si existe algún estudio de este tipo sobre las mujeres con diabetes gestacional o tipo II", dijo el doctor Jorge H Mestman, director del Centro de Diabetes y Enfermedades Metabólicas de University of Southern California, Los Angeles.

"De modo que no podemos extrapolar estos resultados a otras formas de la diabetes", agregó. Opinó que, en general, el estudio es provocador, con resultados alentadores, "pero habría que replicarlo".

Fuente: Roxanne Nelson / Reuters Health

Pin It