Los refrescos de cola aumentan el riesgo de retinopatía diabética

En los enfermos de diabetes elegir refrescos dietéticos con edulcorantes artificiales puede llegar a aumentar el riesgo de desarrollar retinopatía diabética, según un estudio realizado en Singapur.

Los refrescos de cola que se anuncian como “sin calorías” podrían aumentar en los enfermos de diabetes el riesgo de retinopatía diabética proliferativa, según concluye un estudio de Singapure Eye Reserche Institute, publicado en la revista Clinical and Experimental Ophthalmology.

La investigación se inició a raíz de observar en las consultas que los pacientes de diabetes que tomaban estos refrescos tenían más riesgo de retinopatía. En el estudio, los investigadores observaron que beber más de cuatro latas o 1,5 litros de estos refrescos por semana aumentaba más del doble el riesgo de padecer esta grave patología ocular. En cambio, ese peligro no se dio cuando el refresco elegido estaba endulzado con azúcar tradicional. No obstante, los investigadores señalan que son necesarios aún más estudios.

Beber más de cuatro latas o 1,5 litros de estos refrescos por semana duplicaba el riesgo de padecer esta grave patología ocular

El estudio se realizó en Melbourne (Australia) entre 2009 y 2010 y se estudiaron a 609 participantes con diabetes. De ellos, 230 no sufrían retinopatía diabética, pero el resto ya la padecían, algunos de forma leve o grave. Todos los participantes tuvieron que responder a un cuestionario con 145 preguntas sobre su alimentación y se sometieron a revisiones oculares para detectar la retinopatía diabética y el edema macular diabético, otra patología oftalmológica propia de estos enfermos.

Otros riesgos asociados a las bebidas edulcoradas

No es la primera vez que se ponen de manifiesto los efectos perjudiciales de los edulcorantes artificiales utilizados para endulzar los refrescos. En el estudio de Singapur resaltan que en investigaciones previas se han vinculado su consumo con un mayor riesgo cardiometabólico, ictus, hipertensión y diabetes tipo 2. Algunas teorías señalan que se debe a que cuando se consumen bebidas dulces pero sin calorías el cerebro interpreta que se ha consumido más calorías de las reales, lo que lleva a un aumento del apetito y del depósito de grasas.

La retinopatía diabética es una patología que puede provocar ceguera. Aparece en enfermos que llevan mucho tiempo padeciendo diabetes mellitus, cuando esta patología está mal controlada. La pérdida de visión se produce por el deterioro en los vasos sanguíneos que van hacia la retina. Cuando comienza la enfermedad puede ser asintomática o solo con algunos problemas leves de visión, pero a la larga puede llevar a perderse. En España su incidencia se ha triplicado en los últimos 15 años. Se estima que un 35% de las personas con diabetes diagnosticada padecen retinopatía diabética.

Fuente: WebConsulta