Un tipo de anemia "engaña" a la prueba de diabetes

Un trastorno genético que afecta los glóbulos rojos y es muy común en los afroamericanos y los hispanoamericanos impide que una prueba de glucosa en sangre identifique los signos de la diabetes, de acuerdo con un nuevo estudio.

La prueba conocida como hemoglobina A1c (HbA1c) estima los niveles de azúcar en sangre en el largo plazo al determinar la cantidad de glucosa que se adhiere a los glóbulos rojos, pero las células sanguíneas de las personas con anemia falciforme se mueren rápidamente, de modo que tienen menos tiempo para recolectar glucosa.

Cuando el equipo de la autora principal del estadio, Mary Elizabeth Lacy, de la Facultad de Salud Pública de la Brown University, en Rhode Island, aplicó los valores de corte estandarizados de HbA1c, identificó "un 40 por ciento menos casos de prediabetes y un 48 por ciento menos casos de diabetes en las personas con anemia falciforme que en las personas sin ese trastorno", explicó la autora.

La anemia falciforme es un trastorno grave que aparece en las personas con dos copias de un gen defectuoso encargado de generar una parte de la molécula de hemoglobina en los glóbulos rojos. La hemoglobina permite que las células transporten el oxígenos a los tejidos, pero en las personas con ese defecto genético, las células sanguíneas adquieren la forma de una hoz.

Esto provoca crisis con dolor y hasta la muerte.

Los CDC estiman que uno de cada 13 bebés afroamericanos nace con anemia falciforme.

En el estudio sobre 4.620 afroamericanos, incluidos 367 con el trastorno genético, el equipo de Lacy determinó que los valores de HbA1c eran un 0,3 por ciento más bajos en los participantes con anemia falciforme que en aquellos sin ese trastorno, aunque los niveles de glucosa eran similares.

Si bien esa diferencia parece pequeña, Lacy dijo que "una diferencia de 0,3 puntos porcentuales en el valor de HbA1c podría ser la distancia entre ser de alto riesgo (y comenzar con controles más seguidos y medidas de prevención de la diabetes) o no, o ser diabético o no".

En los participantes sin diabetes y que no usaban medicamentos para la enfermedad, la evaluación de la glucosa en sangre detectó valores elevados en el rango de prediabetes o diabetes por igual, sin importar si tenían o no anemia falciforme, según publican los autores en JAMA.

Pero si se aplicara, en cambio, prueba de HbA1c, el 29 por ciento de los participantes con anemia falciforme tendría valores de glucosa prediabéticos, comparado con el 49 por ciento del grupo sin ese trastorno. Y, respectivamente, el 4 y el 7 por ciento de esos grupos tendrían diabetes.

Para Lacy, los resultados de la prueba de HbA1c deben interpretarse con precaución en los pacientes con anemia falciforme.

Los médicos deberían utilizar la prueba de tolerancia a la glucosa si sospechan de la diabetes en los pacientes con anemia falciforme y valores de HbA1c cercanos a los de corte, según opinó el doctor Anthony J. Bleyer, de Facultad de Medicina de Wake Forest, Carolina del Norte, y coautor de un editorial sobre el estudio.

Fuente: Reuters