Baja periódica de glucosa en sangre al dormir puede propiciar daños irreversibles al cerebro, alertan

Pin It

Para considerarse controlado, el paciente que vive con diabetes debe mantener su glucosa en 100 o menos miligramos por decilitro en sangre, y de llegar a 75 puede tener problemas de salud considerables. Bajar de este rango se denomina hipoglucemia y puede propiciar daños en corazón y cerebro, principalmente, llegando incluso situaciones graves de riesgo.

De acuerdo al estudio “Herramientas para la Evaluación de la Hipoglucemia” (HAT por sus siglas en inglés), que incluyó a más de 27 mil pacientes de 24 países, 75 por ciento de los pacientes diabéticos tienen riesgo de padecer los bajones de glucosa mientras duermen, poniendo en peligro su vida.

“Por lo menos 50 por ciento de las hipoglucemias son nocturnas y en ellas hay cambios electrocardiográficos, como arritmias y en algunos casos el ritmo cardiaco se produce muy lento (bradicardia), lo cual aumenta el riesgo de muerte súbita”, subraya Valentín Sánchez Pedraza, endocrinólogo del Hospital General de México.

Por su parte, Mariana Mercado García, gerente médico de Diabetes en Novo Nordisk México, manifestó que cuando los niveles de glucosa en sangre llegan a menos de 50 miligramos por decilitro puede haber un deterioro cognitivo de consideración.

“Al despertar, el paciente puede tener problemas de concentración, memoria, aprendizaje, en la velocidad de pensamiento y en la percepción visual”, destaca la endocrinóloga. Pero, al repetirse los episodios de hipoglucemia el afectado ya no los percibe, los asume como normales y ello quiere decir que los daños han ido dejando huella en el cerebro.

De igual manera puntualiza que una vez estabilizados los niveles de glucosa en sangre pueden pasar hasta 45 minutos para que el paciente con diabetes recupere sus funciones cognitivas normales.

En las personas con diabetes puede ocasionar reducción anormal de los niveles de azúcar en sangre llevar una alimentaria inadecuada y/o fuera de las horas acostumbradas, exceso de actividad física, altas dosis de medicamentos o haber ingerido bebidas alcohólicas.

Ahora bien, la hipoglucemia es asintomática, pero algunos signos de que ha bajado la cantidad de glucosa en sangre son sudoración al estar dormido, temblores, pesadillas o despertar con dolor de cabeza, sensación de cansancio, irritabilidad o confusión.

Ambos endocrinólogos coincidieron en que la hipoglucemia es una condición en la que médicos y pacientes deben tener información adecuada para el buen control de la glucosa en sangre, a fin de evitar daños irreversibles. Igualmente destacaron la importancia de que el afectado duerma acompañado de alguien que pueda ayudarle a estabilizar su salud.

Una de las alternativas terapéuticas con la que quien padece diabetes puede mantener estables sus niveles de glucosa es la administración de insulina. Al respecto, el doctor Sánchez Pedraza refiere que en México, 13 por ciento de los pacientes diabéticos en México hacen uso de la insulina.

Agregó que durante el LV Congreso Internacional de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología, Novo Nordisk presentó el estudio comparativo de insulina degludec (IDeg) contra insulina glargina (IGlar). En este se demuestra como al disminuir episodios de hipoglucemia es más fácil llegar a metas de control de manera segura, permitiendo una mejor calidad de vida de las personas con diabetes.

El endocrinólogo dio a conocer que cuando un paciente con diabetes tipo II es tratado con insulina degludec controla más fácilmente su glucosa en ayuno y logra las metas sin riesgo de hipoglucemia nocturna. Esto mejora el apego al tratamiento pues los pacientes temen estas complicaciones relacionadas con el tratamiento con insulina y por ende tienden a reducir u omitir la dosis de insulina”, acotó.

Se reconoce como hipoglucemia severa cuando el paciente no puede valerse por sí mismo para reestablecer su condición normal. Por ello, es de gran valor la información que proporcione al médico tratante quien duerme con el afectado, ya que será quien detalle los episodios sucedidos, e incluso si hay convulsiones o pérdida de conciencia. (Agencia ID).

Pin It