Asocian la detección temprana de la diabetes con menos complicaciones cardíacas

Pin It

 

La detección temprana, el diagnóstico y el tratamiento de la diabetes tipo II reduciría el riesgo de padecer complicaciones cardíacas, como infartos o la muerte, según los resultados de un modelo computarizado.

 

En Diabetes Care, los autores publican que la oportunidad del diagnóstico y el inicio del tratamiento son más importantes que la intensidad del tratamiento.

"En realidad, la evidencia en favor de la pesquisa de la diabetes tipo II no es tan sólida", dijo el autor principal, doctor William H. Herman, de University of Michigan, Ann Arbor.

"El estudio ideal para evaluar la detección de la diabetes sería pesquisar a una población grande, diagnosticarla y tratar a la mitad, sin decirle a la otra mitad que tiene diabetes, y seguirlos en el tiempo para comparar los resultados, Pero ese estudio sería éticamente inaceptable", finalizó Herman.

La diabetes tipo II, llamada diabetes del adulto, aparece cuando las células se vuelven resistentes a la insulina o el cuerpo no produce suficiente cantidad de esa hormona. Entonces, la glucosa se mantiene en la sangre con niveles peligrosos. La insulina ayuda a las células a recibir glucosa, que utilizan como combustible.

La Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por su sigla en inglés) acaba de actualizar la recomendación de analizar los niveles anormales de glucosa en sangre y diabetes tipo II en el grupo de riesgo, es decir, en los mayores de 45 años.

El equipo de Herman utilizó información de un estudio europeo sobre un grupo de entre 40 y 69 años sin diabetes, a los que se evaluó y trató si era necesario. En el estudio original, algunos participantes con diabetes recibieron un tratamiento intensivo, mientras que otros recibieron el tratamiento de rutina.

Los autores no hallaron diferencia en los resultados cardiovasculares o la muerte a los cinco años.

Los investigadores usaron un modelo computarizado conocido como Modelo Michigan para estimar lo que le habría sucedido a los participantes en esos cinco años si no los hubieran controlado o si el diagnóstico se hubiera demorado entre tres y seis años.

El equipo observó que una demora diagnóstica de tres años se habría traducido en un 11 por ciento de casos de problemas cardíacos en cinco años, comparado con un 8 por ciento sin la demora de la pesquisa.

Si la detección se demoraba seis años, un 13 por ciento de los participantes habría desarrollado trastornos cardíacos en cinco años.

Herman dijo que la USPSTF no incluiría un estudio como éste, con un modelo computarizado, en sus revisiones. Richard Kahn, de la Facultad de Medicina de University of North Carolina, Chapel Hill, no coincidió con los resultados.

"No sabemos mucho sobre el modelo", de acuerdo con lo que se describe en el artículo publicado, explicó Kahn, ex director científico y médico de la Asociación Estadounidense de Diabetes.

El Modelo Michigan, según agregó, no describiría la biología real ni la evolución de la diabetes en general. Kahn también investigó los resultados potenciales de la pesquisa temprana de la diabetes.

"Me cuesta creer que tres años se traduce en una gran diferencia", aseguró el especialista.

Fuente: Kathryn Doyle / Reuters Health

Pin It