¿Qué le pasa a tu cuerpo si tomas refrescos todos los días?

Pin It

Averigua los daños a tu salud que puede provocar este hábito tan común

Es verdad que refresca (especialmente en los días de más calor) y su sabor es delicioso por las grandes dosis de azúcar que hay en su fórmula. Sin embargo, beber refresco con frecuencia tal vez no sea una idea especialmente buena, ya que las consecuencias a largo plazo podrían ser negativas para tu salud. ¿Qué le pasa a tu cuerpo si tomas refresco todos los días? Vamos a averiguarlo.

Diabetes tipo 2

Una investigación realizada en 2018 arrojó que las personas que beben regularmente refresco tienen más posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación a las personas que prefieren agua natural.

Por otor lado, un estudio de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, publicada en la revista Diabetes Care, también concluyó que ingerir más bebidas endulzadas con azúcar, como refrescos o jugos de frutas, se asocia con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Sin embargo, el riesgo de diabetes descendió cuando una porción diaria de cualquier tipo de bebida azucarada se reemplazó por agua, café o té.

Aumento de peso

Por otro lado, según Harvard Health, el refresco puede causar un aumento de peso. Esto puede ocurrir debido a varias razones.

Algunas personas pueden seguir comiendo a pesar de haber consumido una bebida rica en calorías, pues la sensación de saciedad no es suficiente a comparación de consumir la misma cantidad de calorías procedentes de alimentos sólidos.

Además, las bebidas de sabor dulce pueden estimular el apetito por consumir otros alimentos ricos en calorías, lo cual se convierte en un círculo vicioso que se traduce en aumento de peso.

Caries

Los refrescos también pueden provocar caries. Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), las bebidas azucaradas son una de las principales causas de caries. Esto ocurre porque las bacterias de la boca descomponen el azúcar y producen ácido, el cual puede disolver la superficie del diente.

¿Y qué pasa si tomo refresco de dieta?

El daño a tu salud es el mismo que si tomaras refresco normal. Los refrescos de dieta tampoco son saludables: una investigación realizada en 2018 respaldó la idea de que los refrescos de dieta son un factor de riesgo para la diabetes.

Además, la investigación de 2019 Trusted Source encontró que tanto los refrescos regulares como los bajos en calorías que contenían edulcorantes tenían efectos adversos en el esmalte dental.

Conclusiones

Según Harvard Health, una lata media de refresco azucarado aporta unas 150 calorías a tu cuerpo, casi todas ellas procedentes del azúcar añadido. Si bebieras una sola de estas bebidas azucaradas cada día y llevaras una dieta alta en calorías, además de hábitos sedentarios, podrías ganar hasta 2.3 kilos de sobrepeso en un año.

Tal vez no parezca que es algo grave, pero toma en cuenta que si acumulas esos kilos cada año puede llegar el momento en que tengas consecuencias graves para tu salud.

Fuente: muyinteresante.com.mx

Pin It

Quien está en línea

Hay 281 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta