¿Existe conexión entre la diabetes y el cáncer de mama?

Pin It

Una serie de investigaciones realizadas en Estados Unidos descubren conexiones entre estas dos enfermedades

¿Pueden tener relación el cáncer de mama y la diabetes? A priori, son dos enfermedades completamente distintas, pero, según algunos estudios realizados en Estados Unidos, sí existen relaciones entre ambas, especialmente en mujeres entre los 20 y 27 años. Las investigaciones preliminares así lo demuestran.

Estas mujeres que sufren diabetes han demostrado mayor resistencia a la insulina, una característica clave en la existencia de la diabetes. Este hecho se ha asociado con el cáncer de mama y con una posibilidad menor de supervivencia con respecto a la enfermedad. Los estudios señalan que el riesgo de cáncer de mama aumenta dos años después de diagnosticarse la diabetes.

Asimismo, transcurridos 10 años más, el riesgo de sufrir de diabetes es un 20% mayor en las personas que han sobrevivido al cáncer de mama que en las que no han padecido nunca esta variedad de cáncer. Pese a todo, estos datos no se pueden considerar, ni mucho menos, como algo definitivo.

Los estudios no son concluyentes

En un nuevo artículo publicado en la revista 'Nature Cell Biology', un equipo de investigación, dirigido por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, afirma que existe un posible mecanismo biológico que conecta las dos enfermedades. En ese momento, el cáncer de mama suprime la producción de insulina y esto termina por provocar diabetes.

Por ende, el deterioro del control de azúcar en la sangre provoca que el tumor se extienda con mayor facilidad. Shizhen Emily Wang, profesora de Patología en la Facultad de Medicina de UC San Diego, lo explica de la siguiente manera: “En este estudio, describimos cómo las células de cáncer de mama afectan a la función de los islotes pancreáticos para que produzcan menos insulina de la necesaria. Esto conlleva niveles más altos de glucosa en sangre en pacientes con cáncer de mama en comparación con las mujeres que no tienen cáncer”.

Jerrold Olefsky, profesor de Medicina y decano asociado de asuntos científicos en la División de Endocrinología y Metabolismo de la Facultad de Medicina de UC San Diego y coautor del trabajo, asegura que los elementos culpables de esta asociación son “las vesículas extracelulares (EV), que son esferas huecas secretadas o arrojadas por las células. Estas transportan ADN, ARN, proteínas, grasas y otros materiales entre las mismas. Así, se produce una especie de sistema de comunicación de carga”.

Fuente: elconfidencial.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 250 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta