Pacientes con enfermedades oftalmológicas podrían perder la vista por no asistir a consulta

Pin It

Entre el 15 y 20 por ciento de las personas con enfermedades oftalmológicas podrían sufrir una disminución de su visión o incluso perderla, debido a que no asistieron a sus consultas de seguimiento por miedo a contagiarse de covid-19, alertó David Lozano Rechy, director Médico del Instituto de Oftalmología Fundación Conde de Valenciana

En entrevista con Excélsior, el especialista explicó que los pacientes que podrían tener un deterioro en su visión en forma significativa -al grado de afectar su calidad de vida-  son quienes sufren de retinopatía diabética a consecuencia de una falta de control de la diabetes.

“Una enfermedad que afecta mucho a nuestra población es la retinopatía diabética que produce la diabetes en el interior del ojo, afectando a la retina que es la que capta la imagen.

“Entonces, si la retina se enferma deriva en un deterioro visual y si no se le hace un seguimiento constante y controlado, hasta el 20 % de los pacientes pueden tener cambios irreversibles y perder la visión”, señaló.

David Lozano Rechy añadió que otras enfermedades que también requieren de un seguimiento médico para evitar la pérdida de la visión son las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular.

“Si la catarata no se opera, los ojos tienen pérdida visual. En el caso del glaucoma, - que se padece cuando se tiene alta la presión ocular afectando al  nervio óptico que conecta al ojo con el cerebro-, si esa presión no se está controlando, se deteriora la visión de manera silenciosa hasta que se pierde la vista.

“A partir de los 60 años podemos sufrir degeneración macular. La mácula capta los detalles finos del centro de nuestra vista, si se afecta el paciente deja de leer, de percibir los detalles de una cara,  las ve todas deformadas, hasta sufrir ceguera”, detalló.

Por lo anterior, el Director Médico del Instituto de Oftalmología  Fundación Conde de Valenciana, recomendó a la población, retomar sus consultas habituales porque de lo contrario, cada día que transcurra sin tratamiento, ocasionará pérdida de la visión.

“En el caso de nuestra Fundación, a pesar de la pandemia nunca cerramos, precisamente para atender estos casos y las emergencias.

“Además, aplicando todas las medidas sanitarias seguimos trabajando los 365 días del año, incluso en días festivos para atender cualquier problema de la vista en pacientes de todas las edades, incluso tenemos un área pediátrica para niños y bebés recién nacidos”, señaló David Lozano Rechy.

Fuente: msn.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 188 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta