Insuficiencia renal crónica, enfermedad asociada al Covid que más muertes ha provocado

Pin It

En la entidad se han registrado 500 decesos por insuficiencia renal crónica durante la pandemia del coronavirus

Cerca de 500 personas han fallecido por insuficiencia renal crónica (IRC) durante la pandemia del coronavirus en Yucatán, lo que convierte a esta enfermedad en la cuarta comorbilidad asociada al Covid-19 que más decesos reporta. 

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud federal son más de 40 las enfermedades consideradas factor de riesgo al contraer la infección por coronavirus, de las cuales destacan en la entidad: hipertensión, diabetes y obesidad.

Las cinco mil 208 defunciones (tres mil 227 hombres y mil 981 mujeres) confirmadas hasta el 10 de agosto, se distribuyen en 104 municipios de la entidad. Hasta el momento, Quintana Roo y Tahdziú permanecen sin casos de defunción por Covid-19. 

Del total de defunciones, en mil 7 casos (19.3 por ciento) los pacientes no presentaban enfermedades previas a la infección por SARS-CoV-2; cuatro mil 189 tenían al menos una comorbilidad, de los cuales, dos mil 583 padecían hipertensión arterial (49.7 por ciento); con diabetes se reportaron dos mil 13 casos (38.7 por ciento) y con obesidad, dos mil 216 que son el 23.4 por ciento. En el caso de la IRC, al corte son 466 (9 por ciento del total) las personas fallecidas que presentaron este mal. 

En cuanto a esta enfermedad, se estima que uno de cada diez yucatecos presenta algún grado de enfermedad renal crónica, enfermedad que se encuentra estrechamente relacionada con la diabetes, que a su vez es la tercera causa de muerte en el estado, solo superada por los problemas cardíacos y COVID-19.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud Pública, en Yucatán habría cerca de 200 mil personas que padecen litiasis renal, padecimiento que también es condicionante de enfermedad renal crónica.  Muchos de los pacientes que debido a la enfermedad renal evolucionan a insuficiencia renal, complicación que requiere de una terapia de sustitución que puede ser de dos formas: diálisis peritoneal (DP) y la hemodiálisis (HM). 

“La enfermedad renal es el síndrome clínico que resulta de la pérdida progresiva e irreversible de la estructura y de la función renal. Es un padecimiento crónico, irreversible y terminal de ambos riñones en la que el organismo pierde la capacidad de filtrar las sustancias tóxicas de la sangre y la persona requiere tratamiento de sustitución de la función renal (diálisis peritoneal o hemodiálisis) para conservar la vida”, detalló el Dr. Jacinto Herrera León, especialista en Medicina Interna y Reumatología.

Agregó que la pronta detección de la ERC así como su adecuado tratamiento médico y el control de alimentación y hábitos, puede postergar el avance de la enfermedad y reducir su impacto en la economía y calidad de vida de quien lo padece.

Para prevenir esta enfermedad, el especialista recomendó hacer ejercicio al menos 30 minutos por día, llevar un buen control de la glucosa en la sangre así como presión arterial, mantener  una alimentación saludable evitando las grasas y los refrescos embotellaos y un peso adecuado, hidratarse adecuadamente con agua simple, evitar fumar y acudir a chequeos médicos al menos una vez al año, sobre todo si se tiene diagnóstico de obesidad o cualquier otro padecimiento crónico.

Fuente: sipse.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 839 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta