Los riesgos de no detectar la diabetes en los niños a tiempo...

Pin It

Aproximadamente 500 niños son diagnosticados cada año con diabetes tipo 1 en España tras detectarse cetoacidosis diabética, según datos de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), que suele acarrear en los más pequeños aliento a acetona, náuseas, vómitos, deshidratación, respiración acelerada, somnolencia o dolor abdominal

Según cuentan desde la SEEP, la diabetes mellitus aparece generalmente de forma brusca en los niños, y sus síntomas no llegan siempre juntos en todos los pacientes, provocando dificultades en su detección precoz.

De esta manera, desde esta organizació defienden que «en los niños más pequeños los síntomas son inespecíficos, lo que aún dificulta más el diagnóstico», al tiempo que añaden que «la existencia de cetoacidosis diabética al diagnóstico de diabetes obliga a ingresar a estos niños y jóvenes en Unidades de Cuidados Intensivos, con todo lo que ello conlleva, no sólo en la gravedad de la situación y en la posibilidad de complicaciones agudas, sino también en cuanto a impacto psicológico en ellos y en sus familias; y en la repercusión sobre el gasto sanitario, dados los ingresos más prolongados y con un mayor consumo de recursos. En ausencia de tratamiento, la CAD tiene una evolución letal».

Por este motivo, desde la SEEP argumentan que en la actualidad existen mecanismos avanzados para la detección precoz de la diabetes en niños, gracias a las nuevas tecnologías, entre las que destaca la monitorización continua de glucemia y la infusión continua de insulina, ya que a largo plazo, la presencia de cetoacidosis diabética puede traer implicaciones importantes en la salud durante la vida del paciente.

Por ello, es importante detectar la diabetes a tiempo, antes que el organismo desarrolle la llamada CAD, por  lo que es importante que una persona con síntomas iniciales de diabetes acuda a un especialista para ser sometido a una prueba de glucemia capilar, una prueba económica y poco invasiva que permite conocer rápidamente la presencia de diabetes.

Según los datos proporcionados por la SEEP, en España se registran unos 20 casos de diabetes por cada 10.000 niños. «No son demasiados pero en el sur de Europa somos los que más tenemos», advierten desde la organización, que explica que la diabetes puede aparecer en cualquier edad, aunque es más común en niños, adolescentes y adultos aún jóvenes, sin distinción de género ni raza.

Por otra parte, desde la SEEP aseguran que en los últimos años la edad media de aparición de la diabetes se ha reducido, y que cada vez se diagnostican más casos entre niños menores de 5 años. «La forma más frecuente de diabetes mellitus es la de tipo 2, que sí es prevenible, adoptando un estilo de vida saludable desde la infancia y en todas las etapas de la vida, que incluya actividad física y una alimentación adecuada. Es la más frecuente entre adultos, y se asocia sobre todo a hábitos de vida», concluyen desde esta organización.

Fuente: infodiabetico.com

Pin It