¿La diabetes puede causar caída del cabello?

Pin It

La caída del cabello, es uno de los cambios que genera la diabetes en el organismo que al no poder procesar la glucosa en la sangre, causa alteraciones hormonales y circulatorias que provocan este problema

La caída del cabello puede ser una señal de que alguien tiene diabetes. Esta sería una señal de advertencia temprana. Por eso, si la caída de cabello sucede sin razón alguna, lo mejor es realizar un chequeo de niveles de azúcar en la sangre para descartar que sea diabetes.

Pero, ¿qué otra relación tiene la caída de cabello con esta enfermedad? Es importante conocerlas para tomar cartas en el asunto y tener más cuidado para proteger el cabello.

Perjudica el crecimiento

No solo se trata de su caída, también tiene mucho que ver con el crecimiento. En una persona sana, el cabello crece aproximadamente 2 cm al mes. Pero tratándose de alguien que tenga diabetes, el cabello tarda más en crecer, ya que los folículos pilosos pasan más tiempo en la etapa de reposo.

Durante esta fase el folículo piloso está generando cabello. Al haber este retraso, el cabello no es reemplazado por los folículos a la misma velocidad que se cae.

Problemas circulatorios

Los diabéticos suelen tener mala circulación. Algo que podría reducir los efectos de la diabetes es el consumo de un poco de leche.

Pero en el caso de que se formen heridas, estas tardarán más tiempo en cicatrizar, haciendo que su curación sea más lenta. Debido a la mala circulación, el crecimiento natural del cabello se retrasa y hace que el proceso de regeneración sea más largo.

Sistema inmune débil

La diabetes hace que las personas tengan su sistema inmune débil, y esto hace que las personas sufran de infecciones en la piel. En el caso del cabello, su efecto hace que el crecimiento desacelere.

El asunto podría complicarse si, debido a un sistema inmune débil, los folículos pilosos se vean afectados directamente por alguna infección fúngica, lo que comprometería seriamente la salud del afectado.

Desequilibrio hormonal

Cuando los niveles de azúcar en la sangre no están controlados es posible que se produzcan desequilibrios hormonales. Esto también afecta el crecimiento del cabello.

En el caso de las mujeres, pueden desarrollar diabetes durante el embarazo, y esto también tendría como consecuencia la pérdida de cabello durante esta etapa, e incluso durante la menopausia.

Deficiencia nutricional  nivel celular

Si los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos o demasiado bajos, el organismo va a priorizar otras funciones por encima del crecimiento capilar. Esto genera que el cabello tarde en crecer.

Si los niveles de azúcar vuelven a la normalidad, entonces el cabello seguirá creciendo de forma regular. Para que el crecimiento capilar no se vea afectado es necesario detectar la enfermedad a través de un chequeo médico.

Además del tratamiento médico regular, también es posible controlar la diabetes a través de algunos remedios caseros. Claro está, primero hay que consultar con el especialista y hacerle saber sobre esta decisión para que no interfiera con la medicación regular.

Fuente: eldiariony.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 422 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta