Paso firme contra la neuropatía diabética ¿Tienes diabetes? ¡Cuidado con el dolor neuropático!

Pin It

El dolor neuropático por diabetes no tiene por qué incapacitar al paciente 

En México, 60% de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) se ve afectados por neuropatías diabéticas, siendo la más común la periférica; es decir, la que generalmente afecta los brazos, pies y piernas, y su frecuencia depende del control glucémico a lo largo del tiempo. Se caracteriza por el dolor y sensaciones anormales como quemazón, frío, entumecimiento, hormigueos o descargas eléctricas en las extremidades inferiores que, a menudo, empeoran por la noche interrumpiendo el sueño y contribuyendo a la carga emocional, lo que ocasiona depresión, ausentismo laboral y un alto oste económico. 

De acuerdo con la Dra. Gloria de Lourdes Llamosa García Velázquez, Presidenta Electa de la Sociedad Mexicana de Neurología y Psiquiatría, dada la creciente prevalencia de diabetes en el mundo y en México donde más de 13 millones de personas la padecen, las neuropatías diabéticas son y serán una de las causas más importantes y comunes a tratar. Se tienen proyecciones de que en 2045 serán más de 629 millones (9.8%) de personas con este padecimiento crónico, siendo las neuropatías una de las complicaciones más frecuentes a largo plazo y cuyos síntomas pueden abarcar desde dolor y entumecimiento de las piernas y los pies hasta problemas en el sistema digestivo, el tracto urinario, los vasos sanguíneos y el corazón, por lo que son de las que mayor morbilidad y discapacidad causan. 

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre), la especialista indico que: “ El 46.4% de las personas con diabetes  no realiza medidas preventivas para evitar o retrasar alguna complicación por la enfermedad, por lo que es imperante que el paciente tome conciencia respecto a la importancia del auto cuidado, tener un apego al tratamiento, dar seguimiento a las indicaciones del médico para tener un control efectivo de los niveles de azúcar en la sangre, acudir a sus consultas de manera regular y solicitar que le revisen los pies para identificar oportunamente lesiones que pudieran infectarse y dañar o alterar los nervios. Pero, si ya presenta dolor neuropático, debe ser tratado con medicamentos adecuados que alivien el dolor, lo que mejorará considerablemente su calidad de vida”, expuso.

Enfatizó que, al menos, 4 de cada 10 mexicanos con diabetes indican haber experimentado dolor; sin embargo, muchos pacientes no acuden a consulta ni saben que tienen elevados sus niveles de azúcar (hiperglucemia) y consideran normal los dolores o no les prestan demasiada atención hasta que ya no aguantan el ardor, la picazón, sensación de frío y calor excesivos que forman parte del cuadro clínico neuropático.  

La especialista explicó que: “Los trastornos metabólicos y endocrinos como la diabetes no controlada, en la que se ha tenido hiperglucemia sostenida por mucho tiempo, puede dañar paulatinamente los pequeños vasos sanguíneos y los nervios causando desde dolor hasta complicaciones que puede derivar en la amputación de las extremidades inferiores, las cuales son una de las consecuencias más graves pero prevenibles de la enfermedad”.  

Agregó que, aunque no es posible revertir el daño en los nervios, “existen medicamentos neuromoduladores como algunos antiepilépticos y algunos antidepresivos, sobre todo, para el control del dolor neuropático que, utilizados estrictamente bajo prescripción médica, alivian las señales del dolor a nivel neuronal”.

Asimismo, la experta dio a conocer que hay otras acciones preventivas o que ayudan a frenar su progresión y disminuir los síntomas, como[15]: 

  • Controlar sus niveles de glucosa. A través de medicamentos recetados por el médico y una dieta balanceada. 
  • Adherencia terapéutica. Esto es, no abandonar el tratamiento y seguir las recomendaciones indicadas por su médico. 
  • Revisar diariamente los pies. Buscar si no existen grietas, picaduras, inflamaciones, ulceras o cortes que pudieran infectarse.  
  • Rutina de aseo. Es recomendable lavarse los pies con agua templada, jabón neutro y sin frotar de manera fuerte.  
  • No usar remedios caseros ni automedicarse. El uso de analgésicos no mejora este tipo de dolor y sí puede causar alteraciones importantes en otros órganos como el riñón, el tubo digestivo o el hígado. Si presenta alguna alteración es importante no recurrir a soluciones populares y visitar al médico lo antes posible. 

Además, declaró que el diagnóstico oportuno es crucial para que el paciente tenga una buena calidad de vida y que, afortunadamente, existen iniciativas como la Academia de Enfermedades No Transmisibles (NCD Academy) impulsadas y avaladas por la Alianza de las ENT (NCD Alliance), La Federación Mundial del Corazón (Word Heart Federation) y el Colegio Americano de Cardiología y que, debido al apoyo de la farmacéutica Upjohn, los médicos de primer contacto e internistas en Latinoamérica pueden tener acceso a herramientas educativas gratuitas que les permitan mejorar la prevención, identificación y tratamiento adecuado de padecimientos como el dolor y la diabetes. 

Finalmente, la Dra. Llamosa expresó que quienes experimentan dolor durante años han creado todo su sistema de vida en torno a él y ello no significa que sea normal. “Las neuropatías no deben ser incapacitantes; de manera que es importante recibir atención médica, acudir a terapia psicológica y combinar otras disciplinas, como yoga o técnicas de autorrelajación, para tener una buena calidad de vida”.

Fuente: Pfizer

Pin It