Los diabéticos alérgicos a la insulina

Pin It

Entre las reacciones generalizadas inmediatas puede aparecer urticaria, hinchazón, estrechamiento de los bronquios e, incluso, shock y desenlaces fatales

La palabra alergia proveniente del griego, allergía, y este de las palabras en el mismo idioma ale, otro, y ergía, trabajo, tiene el significado de reacción extraña.

En personas no diabéticas

La insulina es una hormona producida por el páncreas de todos los seres humanos; esta glándula es un órgano fundamental de nuestro cuerpo ubicado en la parte posterior del abdomen, sin el cual no se puede vivir. Esta hormona es producida por las células beta del páncreas y es fundamental para mantener controlados los niveles de glicemia o azúcar en sangre en el cuerpo. Su función es ayudar a que la glucosa de la sangre entre en las células y ahí pueda ser metabolizada para la producción de energía.

Necesidad de insulina

En forma de medicamento solo puede ser utilizada como inyección en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1 para mantener normales los niveles de glucosa en sangre. Se le indica a los diabéticos tipo 1 donde la ausencia de la insulina pancreática es total, pero también pudiera ser necesaria su administración en algunos casos de diabetes tipo 2. En estos momentos se investigan nuevas formas de administración.

Alergia decreciente

Desde que comenzó a utilizarse, hace ya muchos años, la ocurrencia de reacciones alérgicas a este medicamento era muy alta, pero en los momentos actuales esta incidencia ha bajado considerablemente. Eso es debido a que las insulinas empleadas en el día de hoy son insulinas obtenidas por métodos biotecnológicos.

Pero, aunque en mucha menor cuantía, este tipo de alergia sigue existiendo. Al parecer, se debe a las diferencias entre la estructura de la insulina producida normalmente por el páncreas y las biosintéticas, insulina sintetizada a partir de cultivos de microorganismos. Además, también las insulinas de acción lenta llevan proteínas como la protamina o zinc añadido para demorar su absorción y prolongar su acción, y pudieran ser estas sustancias la causa de estas reacciones, aunque sea con menos frecuencia.

Tipos de reacciones alérgicas a la insulina

La insulina puede inducir reacciones alérgicas locales o generalizadas inmediatas; las primeras consisten en lesiones en la piel en la zona del pinchazo pudiendo aparecer de forma más inmediata o tardía, y son de dos tipos: unas, que aparecen entre las 4 a 8 horas con un pico de mayor intensidad a las 12 horas y una duración de tres días, y otras que suelen presentarse a las 12 horas con un pico de mayor intensidad de las 24 a 48 horas, dependiendo del menor o mayor grado o tipo de reacción de sensibilidad del diabético.

Entre las reacciones generalizadas inmediatas, ellas pueden cursar con urticaria, hinchazón, estrechamiento de los bronquios e, incluso, shock y desenlaces fatales; y otras más tardías, como erupción cutánea aguda, la llamada enfermedad del suero por reacciones adversas del sistema inmunológico o la inflamación de los vasos sanguíneos.

En el caso de las reacciones inmediatas, son útiles para el diagnóstico las pruebas cutáneas para comprobar la sustancia a la que se es alérgica, y la IgE específica a la insulina, análisis del anticuerpo inmunoglobulina E en la sangre, resultan positivas en el 40 % de estos pacientes. Cuando se realiza este estudio se deben probar varias insulinas, pues existe una importante reactividad cruzada entre ellas debido a la gran similitud estructural de sus moléculas, y después se puede seleccionar una alternativa, si fuese posible, para tratar al enfermo.

Qué hacer ante un cuadro alérgico

Si un diabético presenta reacciones a la insulina se debe acudir inmediatamente con un especialista o a un cuerpo de guardia sin pérdida de tiempo. Habitualmente, en las reacciones locales no se suspende el tratamiento con insulina y, por lo general, se recomienda, en función del tipo de alergia, tomar un antihistamínico, inyectar la insulina en otra parte del cuerpo, sustituir la insulina lenta por simple con un régimen de inyección a múltiples dosis o cambiar a un análogo de insulina en nuestros centros especializados. En algunos casos se utilizan dispositivos de infusión continua, como es la bomba de insulina.

En caso de reacciones alérgicas generalizadas, también es importante acudir a un cuerpo de guardia a la mayor brevedad para valorar la mejor variante para tratar esta reacción alérgica y también seguir controlando adecuadamente a la diabetes.

Fuente: cubahora.cu

Pin It