Consejos para el estilo de vida saludable

Pin It

Entendemos por estilo de vida saludable aquellos hábitos de nuestra vida diaria que nos ayudan a mantenernos más sanos y con menos limitaciones funcionales. Para llevar una vida más sana nos debemos centrar, principalmente, en dos aspectos: nuestra dieta y el ejercicio físico.

Recomendaciones generales:

• Evitar las situaciones de estrés.

• Si fuma, dejar el hábito del tabaco.

• Si ingiere alcohol, reducción del consumo.

• Reducción del consumo de sal.

• Aumentar el consumo de frutas y verduras, Reducción de las grasas de origen animal, sobre todo grasas trans.

• Reducción y estabilización de su peso corporal. El IMC <25 Kg/m2

• Cintura abdominal < de 94 cm en varones y de 80 cm en mujeres •Realizar ejercicio físico aeróbico regular ( 4 veces por semana) • Utilizar Antiagregantes (AAS) en > de 30 años. Indicado en pacientes con enfermedad cardiovascular previa.

Sobre cifras de tensión arterial

Se recomienda que la Tensión Arterial Sistólica sea menor de 130 mm Hg, y la Tension Diastólica sea menor de 80 mm Hg. Si hay nefropatía, menor de 120/75 mm Hg.

Sobre cifras de laboratorio

•Reducir el c-LDL Colesterol por debajo de 100 mg%. Si tiene alguna enfermedad cardiovascular asociada, por debajo de 70 mg/%

•Reducir el VLDL por debajo de 30 mg%

•Reducir los Triglicéridos por debajo de 130 mg%

•Aumentar el cHDL por encima de 65 mg%.

• Hg Glicosilada por debajo 7%

•La glucemia basal y prepandrial, debe estar entre 70-130 mg%

•La glucemia pospandrial, debe estar en menos de 150 mg%

Factores de riesgo cardiovascular

Tener salud y poder disfrutarla es una de las máximas aspiraciones del ser humano. Las encuestas confirman que este aspecto constituye una de las principales preocupaciones de la población. Sin embargo, muchos ciudadanos la descuidan.

Probablemente porque no son conscientes de que buena parte de ella depende de su forma de vivir. Cuando se pregunta a los españoles cuál es la enfermedad que más temor les causa, la respuesta inevitable es el cáncer. Olvidan que su verdadero enemigo es la enfermedad cardiovascular. El infarto de miocardio y los accidentes isquémicos y hemorrágicos cerebrales son la principal causa de mortalidad y de discapacidad en nuestro país y en la mayor parte del mundo desarrollado, muy por delante de la patología tumoral.

Biomarcadores de Riesgo Cardiovascular: Lesión subclínica vascular en órganos diana (Stres oxidativo). Los Factores de riesgo Cardiovascular son: Presión Arterial elevada, Tabaquismo, Dislipemia, Diabetes Mellitus, Historia Familiar de Enfermedad Cardiovascular. Obesidad Abdominal (Hombres: Circunferencia Abdominal > 94 cm; Mujeres: circunferencia Abdominal > 80 cm). P. C Reactiva positiva. Stres. Homocisteina. Esteatosis Hepática .

Decálogo de la vida sana

Diez reglas esenciales para evitar convertirte en una víctima más de las enfermedades cardiovasculares y mejorar tu calidad de vida.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y discapacidad a partir de edades medias en los países desarrollados.

A continuación te presentamos 10 recomendaciones para que disminuyas el riesgo de padecerlas o mejores tu calidad de vida si ya has sufrido alguna de ellas.

1. Practica una alimentación cardiosaludable: equilibrada y variada. Las frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados no deben faltar en tu cocina. Recuerda: sal, azúcares y alcohol sólo en pocas cantidades.

2. Dedica 30 minutos diarios a ejercitar tu cuerpo. Elige el ejercicio que más se adapte a tu condición física: caminar, bailar, correr, actividades al aire libre… ¡Muévete por tu salud!

3. No fumes. Y si lo haces, ¡déjalo ya! Aun fumando poco se multiplica el riesgo de sufrir ataques cardiacos o cerebrales. Busca ayuda si no puedes dejarlo solo. Tu médico evaluará tu estado y te aconsejará sobre cómo conseguirlo. ¡Querer es poder!

4. Controla tu peso. Mide tu Índice de Masa Corporal (IMC). Es fácil: divide tu peso en kilos entre tu altura en metros elevada al cuadrado. Si el resultado es mayor de 25 kg/m² se considera sobrepeso. Por encima de 30 kg/m² es obesidad.

5. Vigila la grasa acumulada en el abdomen, ya que es peligrosa para el corazón. Mide tu perímetro abdominal a nivel del ombligo. En la mujer debe estar por debajo de 88 cm y en los hombres por debajo de 102 cm.

6. Comprueba tu tensión arterial. Si eres una persona sana verifica anualmente que tu tensión sigue por debajo de 140/85 mmHg. Si eres hipertenso también debes mantenerte por debajo de estas cifras. Si ya has sufrido un problema cardiovascular, cerebrovascular, renal o eres diabético, tu tensión tiene que estar por debajo de 130/80 mmHg. En estos últimos casos, los controles y medidas preventivas han de ser continuos.

7. Revisa tus niveles de colesterol y glucosa. La mejor manera de mantenerlos a raya es seguir una dieta sana y hacer ejercicio. Si tras un análisis en ayunas tus cifras están por encima de 190 mg/dl de colesterol total y 110 mg/dl de glucosa, debes consultar con un especialista.

8. Conoce tu riesgo cardiovascular y cuál debe ser tu estilo de vida. Acude al médico con un examen físico y tus antecedentes personales y familiares. Consúltale todo lo que quieras: qué dieta seguir, qué ejercicios hacer, qué factores pueden perjudicar tu salud… Actuar a tiempo es la clave para reducir los peligros.

9. Comparte tus dudas y problemas. Intercambiar experiencias te permite aprender y dar ejemplo para que otras personas se interesen por cuidar su corazón. Recuerda también que tu familia puede ser un gran estímulo y apoyo para superar cualquier dificultad en el cumplimiento de los objetivos de salud. ¡Cuenta con ellos!

10. Aprende a controlar tu estrés y ansiedad. El aumento de tensión emocional es peligroso para el corazón. El estrés en casa y en el trabajo hace más difícil seguir un estilo de vida cardiosaludable. ¡Relájate!

Fuente: elfarodeceuta.es

Pin It