Las diez filosofías de la alimentación saludable

Actualmente existen variadas estrategias para perder peso, pero quienes buscan una de estas alternativas se preguntan: ¿cuál dieta será la mejor? , ¿qué alimentos necesitamos?, ¿qué nos sienta bien y qué no?, ¿en qué nos perjudica y qué nos beneficia?

El doctor en nutrición Ronald Vega, basado en su experiencia, propone diez estrategias biológicas o filosofías de la alimentación que promueven la pérdida de peso de forma saludable y para toda la vida, puesto que la obesidad es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI.

‘El sobrepeso y la obesidad son las condiciones físicas que más afectan a las personas en el mundo. La falta de ejercicio y de una dieta saludable pueden limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida llevándolas a otras condiciones prevenibles y no transmisibles como la diabetes, enfermedades cardiacas y accidentes cerebro-vasculares', confirma el nutricionista, quien es reconocido internacionalmente como ‘el gurú' de la alimentación ‘keto' o cetogénica.

CAMBIOS EN LA ALIMENTACIÓN

Según Vega, para que una persona lleve un estilo de vida bajo la filosofía ‘keto' primero hay que educarla para que más tarde cambie los malos hábitos o tenga conocimiento de lo que come cada día. ‘La alimentación keto no es una dieta, es un movimiento en que las personas comen pocos carbohidratos y azúcares y los intercambian por alimentos ricos en grasas saludables y proteínas', define el nutricionista, quien cuenta con un centro para el control de peso en Panamá.

‘La alimentación Keto no es una dieta, es un movimiento en que las personas comen pocos carbohidratos y azúcares y los intercambian por alimentos ricos en grasas saludables y proteínas'.

Agrega que al llevar esta alimentación, el cuerpo da un gran salto metabólico que, realizado por medio de un protocolo guiado por un especialista, vuelve al cuerpo como si fuera una máquina de quemar grasas almacenadas. Este tipo de alimentación revierte la diabetes tipo 2, y, de una manera controlada por un nutricionista certificado y siguiendo otras estrategias, se puede tener un cuerpo íntegramente saludable.

Otra sugerencia de Vega es el ayuno intermitente, una técnica que ayuda a reducir el porcentaje de grasa saturada para ser más saludables y así disfrutar de más y mejores años de vida.

‘Este tipo de ayuno consiste en alternar periodos de ingestión de alimentos, siendo los más conocidos el ayuno 16 horas, 8 días; ayuno 24 horas y ayuno 48 horas, aunque también existen otros como el 12/12', detalla el nutricionista, y puntualiza que es un método que aporta múltiples beneficios para el organismo, como lo es reducir la mortalidad y retrasar el envejecimiento. ‘También suprime la inflamación y mejoran los altos niveles de colesterol, además de los triglicéridos. Igualmente, limita el crecimiento de las células cancerígenas', enfatiza.

Recomienda reducir el número de comidas a dos (desayuno/cena). ‘Cuando se busca perder peso, es absurdo que haya personas que recomienden comer seis veces al día. Si le preguntas a tus abuelos cuántas veces comían en sus tiempos, te van a decir que dos o tres veces al día, y ahí están. Ahora las cosas han cambiado y tiene que ver con los intereses económicos de por medio, ya que para 1977 fue cuando apareció la pirámide nutricional, la cual ‘obliga de una u otra forma a las personas a comer alto en carbohidratos y grasas, alimentos que en realidad no son necesarios', apunta Vega.

‘Ahora con el gran número de supermercados tenemos un sin fin de alimentos a nuestra disposición, todos los días del año y a cualquier hora, considero que estamos dejando de vivir saludablemente por esa misma razón', advierte el doctor.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2018, la obesidad se triplicó en todo el mundo y ha cobrado más vidas que la desnutrición. En el caso de Panamá, cerca de 245 mil personas padecen sobrepeso y obesidad, consideradas las enfermedades no transmisibles y prevenibles más mortales del mundo.

EVOLUCIÓN DE LA NUTRICIÓN

Naomi Mena, nutricionista y experta en alimentación cetogénica o ‘keto', comenta que llevar un cambio de vida saludable no solo tiene que ver con la alimentación, puesto que hay otros factores fisiológicos, como el sueño, el campo electromagnético, la mentalidad del individuo, hidratación, respiración, luz solar, manejo del estrés, termoterapia, movimiento y neonutrición, todas estas consideradas las diez filosofías de la alimentación.

‘Desde el momento en que la persona ingresa a la consulta, se imparten charlas de cambio de vida y se le hace un plan alimenticio personalizado y único para cada individuo', resalta Mena, y asevera que ‘estar sano significa estar en armonía con uno mismo y con los demás'.

‘Desde el momento en que la persona ingresa a la consulta, se le imparten charlas de cambio de vida y se le hace un plan alimenticio personalizado y único para cada individuo',

 

‘Cuando se tiene sobrepeso, más que una dieta se recomienda hacer un cambio de estilo de vida con ejercicio y comer saludablemente. Esto es de suma importancia, ya que parte de la filosofía del centro Kilosophy es que las personas puedan llegar a su meta cuando varios individuos tienen un objetivo en común', concluyó la especialista en dieta cetogénica.

Un grupo de científicos de la Universidad de California, en San Francisco, descubrió que implementar un régimen cetogénico podría ser la clave molecular para suprimir la inflamación cerebral perjudicial, en especial después de haber sufrido un accidente cerebrovascular y trauma cerebral.

El doctor Raymond Swanson, autor principal del estudio, analizó que suprimir la inflamación cerebral causada por una lesión fue la motivación del estudio, un tema que es clave en este ámbito. Los investigadores creen que descubrieron el mecanismo por el cual las dietas cetogénicas son tan efectivas para reducir la inflamación cerebral —llegando incluso al punto de sugerir que algún día será posible obtener algunos de esos beneficios sin cambiar de alimentación.

MENÚ DE LA DIETA ‘KETO'

‘PALITOS DE COLIFLOR KETO'. Para esta receta, se necesita una coliflor sin tallo, media taza de queso rallado, un huevo, sal, ajo y pimienta al gusto. Preparación: Colocar la coliflor en el procesador, llevarla al horno en un pirex por 20 minutos. Luego retirarla y mezclar con el resto de ingredientes. Volver a llevarla al horno sobre papel encerado y cortándola en forma de ‘breadsticks' (palitos). Se debe hornear por 15 minutos a 350 grados. Recordar colocar el queso y hornear hasta que dore y, si gusta, puede acompañarla con salsa de tomate natural.

El doctor Ronald Vega señala que cuando se conoce un sistema de alimentación diferente, las personas comen porque tienen hambre y no porque es ‘tiempo de comida' y las porciones no se miden ni con tazas, palitos o calorías, simplemente llegas a tu punto de saciedad natural. Agrega que los carbohidratos dan llenura superficial, mientras que las grasas dan saciedad cerebral.

ALIMENTOS QUE FUNCIONAN COMO MERIENDA

QUESOS. Comerse un pedazo de queso maduro (gouda, manchego, parmesano, cheddar) de merienda da saciedad suficiente hasta la siguiente comida. ‘Si consume este tipo de grasas, no tendrás que consumir otro tipo de ‘snack' poco saludable', recuerda Ronald Vega.

PANCAKES. Batir seis huevos con queso crema, mantequilla derretida, harina de almendra y de coco. Agregar polvo para hornear, jugo y cáscara de limón, una pizca de sal y cacao oscuro rallado. Luego de mezclados todos los ingredientes freírlos en una sartén y listo.

PAN DE HARINA DE ALMENDRA. Se necesita un huevo, seis cucharadas de harina de almendras y seis cucharadas de leche de almendra, un sobre de stevia, una cucharadita de polvo de hornear y especias al gusto (ajo en polvo, orégano, sal y pimienta). Preparar al horno por 25-30 minutos a 180 grados.

Fuente: La Estrella