Diabetes: moverse mejora los niveles de azúcar en sangre

Pin It

Es importante la consulta médica para conocer cuál es la mejor actividad física para cada persona. EL profesional puede recomendar qué hacer de acuerdo con el grado de control de la enfermedad, el tipo de tratamiento, la edad y la aptitud física.

El tiempo recomendado es de 150 minutos por semana. Se puede repartir ese tiempo en por lo menos 3 días. Por ejemplo: 50 minutos el lunes, 50 minutos el jueves y 50 minutos el sábado.

Beneficios

•    Disminuye la glucemia.

•    Mejora la sensibilidad a la insulina por 12 a 72 horas.

•    Disminuye los niveles de hemoglobina glicosilada.

•    Ayuda a controlar el peso.

•    Mejora el perfil lipídico: triglicéridos y colesterol.

•    Mejora la función cardiovascular.

•    Aumenta la fuerza y la flexibilidad.

•    Mejora el control metabólico a largo plazo.

•    Control de glucosa en sangre

Diabetes tipo 2

•    Rutinas de gimnasio o deportes como natación son óptimos. 

•    Caminar o andar en bicicleta (con casco) media hora por día a un ritmo continuo.

•    Hacer el ejercicio una hora después del desayuno, almuerzo o cena, cuando la glucemia está más elevada.

•    Llevar líquido para hidratarse.

•    Evitar las horas de más calor.

•    No dejar pasar más de dos días sin hacer ejercicio.

•    Al salir a hacer actividad física, llevar una identificación con tus datos: nombre, enfermedad, medicación y teléfono de contacto.

Diabetes tipo 1

•    Caminar o andar en bicicleta (con casco) media hora por día a un ritmo continuo.

•    Reducir la dosis de insulina antes de hacer ejercicio.

•    Comprobar el nivel de glucemia antes, durante (si es posible) y después del ejercicio. Hay que recordar que después de hacer la actividad física puede subir la glucemia por las hormonas de contrarregulación.

•    Evitar hacer ejercicio durante la fase de máxima acción de la insulina.

•    En caso de sentir signos de hipoglucemia, se debe parar y consumir inmediatamente una bebida azucarada (jugo de frutas, gaseosa no dietética)

•    Llevar siempre carbohidratos rápidos, como golosinas o jugos.

•    Conocer la propia respuesta al ejercicio mediante el control de la glucosa sanguínea. El riesgo de hipoglucemia varía de una persona a otra.

Importante 

Antes de comenzar a hacer ejercicios de manera rutinaria, es indispensable visitar al médico tratante.

Fuente: El Litoral

Pin It