Personas con diabetes pueden incluir tortilla en su dieta

Pin It

El ejercicio físico está considerado como uno de los pilares básicos en el tratamiento de la diabetes desde hace más de 65 años, y junto a una alimentación balanceada permite que las personas con la enfermedad tengan una vida saludable. Es importante que conozcan qué comestibles tienen carbohidratos (azúcares, almidones y fibra) porque esto les ayudará a planear y combinar los diferentes grupos alimenticios de manera que puedan mantener sus niveles de azúcar en la sangre en el rango óptimo.

En particular la fibra es la parte del alimento que el cuerpo no descompone, pero ayuda a que los pacientes sientan saciedad y puede ayudar a mantener un peso saludable. Un alimento con una buena cantidad de fibra es la tortilla de maíz, que facilita la digestión y favorece la reducción de niveles de azúcar en la sangre.

Es importante destacar que las tortillas que han estado varios días en el refrigerador y fueron recalentadas o tostadas no pierden sus propiedades, por lo cual las porciones de almidón que contienen siguen funcionando como reguladores de los niveles de azúcar en la sangre y evitan complicaciones derivadas de la enfermedad.

Además, los nutriólogos recomiendan el consumo de la tortilla de maíz porque es rica en calcio, libre de colesterol, de azúcar, sodio y grasas, y contiene diversas vitaminas como B1, B2 y niacina (en caso de que su elaboración sea con harina de maíz). Diversos estudios de instituciones especializadas en nutrición y ciencia biomédicas muestran que existe un menor índice de enfermedades relacionadas con huesos y colon en las regiones donde existe un mayor consumo de tortilla de maíz, por el aporte de fibra.

Comer saludablemente y mantenerse activo (por ejemplo, 30 a 60 minutos de caminata por día) pueden ayudar a que el paciente alcance niveles de azúcar razonables en sangre y alcance una meta de pérdida de peso.

Fuente: El Informador

Pin It