Razones para consumir semillas de lino

Pin It

Las semillas de lino, al igual que las de chía y sésamo, son ideales para incluir en la dieta y favorecer la salud. A pesar de su pequeño tamaño estas contienen gran cantidad de nutrientes y propiedades: son fuente de ácidos grasos poliinstaturados omega 3 y 6, ricas en vitaminas, fibra y minerales, así como otros compuestos importantes para el organismo.

Se pueden consumir enteras en ensaladas, con el yogurt o la sopa, como agregándolas a preparaciones como panes, galletas y más. También se pueden dejar en remojo para consumir en ayunas o moler y preparar una infusión o utilizar para “polvear” comidas.

Razones para agregarlas a la dieta
Reducen el colesterol. Su contenido de omega 3 y 6 ayuda a regular y controlar los niveles de colesterol en la sangre lo que permite a prevenir complicaciones cardiovasculares. A su vez, la prostaglandina de estas semillas regula la presión de la sangre y la función arterial.

Favorecen el sistema digestivo. Poseen enzimas digestivas y fibra soluble que regulan el tránsito intestinal, mientras que favorecen los procesos digestivos, que son fundamentales para que el organismo absorba de la mejor manera los nutrientes. Su alto contenido de fibra colabora en la depuración del organismo eliminando toxinas acumuladas y desechos que el cuerpo no necesita. Mientras que ayuda a prevenir y tratar casos de estreñimiento.

Son antioxidantes. Tienen un alto contenido de vitamina E, que es un potente antioxidante para el organismo y se encarga de combatir a los radicales libres que dañan las células, así como de evitar y prevenir enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.

Control de peso. La fibra soluble que contienen ayuda a reducir las grasas del cuerpo, lo que puede favorecer la pérdida de peso.

Buenas contra la diabetes. La fibra que contiene reduce y regular los niveles de azúcar en sangre, por lo que ayuda a prevenir y controlar la diabetes.

Aportan energía. Su consumo está asociado a un aumento de vitalidad y energía, por lo que es recomendable incluirlas en el desayuno para comenzar bien el día.

Fuente: La Red 21

Pin It