Descubre las deliciosas y saludables bebidas de frutos secos

Hoy en día ya son muy conocidas las bebidas vegetales, entre las cuales destacan la de soya, avena y arroz. Pero además debemos saber que también podemos prepararlas con frutos secos, las cuales son muy nutritivas y resultan deliciosas. Te explicamos los beneficios de tomar estas bebidas diariamente, para quién están especialmente recomendadas, cómo elegir el ingrediente adecuado y la receta para que las prepares en casa.

Beneficios para la salud
Las propiedades de cada bebida dependerán del fruto seco que elijamos, pero en general todas ellas comparten los siguientes beneficios:

-Son altamente nutritivas, ricas en grasas saludables.

-Son ricas en proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

-Son una manera fácil de asegurarnos que consumimos una ración de frutos secos.

-Son una alternativa para las personas que no pueden o no quieren tomar lácteos.

-Son más digestivas que la leche animal.

-Ayudan a reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre.

-Previenen enfermedades como la degeneración macular, las piedras en la vesícula o la osteoporosis.

-Tienen un sabor delicioso.

-Nos permiten usarlas en múltiples recetas como bizcochos, cremas, salsas, etc.

Quién las debería tomar
Estas bebidas son benéficas para todo el mundo, pero se recomiendan todavía más a las siguientes personas:

-Niños y jóvenes en etapas de crecimiento.

-Embarazadas y mujeres lactantes.

-Deportistas.

-Personas que sufran un importante desgaste físico y/o mental.

-Personas con anemia y déficits nutricionales.

-Personas demasiado delgadas.

-Personas que sufran problemas como colesterol o triglicéridos altos, diabetes tipo 2 o hipertensión arterial.

-Intolerantes o alérgicos a la lactosa.

-Personas que sufran sinusitis o exceso de mucosidad.

-Personas que sufran dermatitis u otros problemas de piel.

¿Qué fruto seco eliges?
Además de por su sabor, te recomendamos los siguientes frutos secos gracias a sus propiedades saludables:

-Almendra. Tiene gran contenido de calcio, fibra y vitamina E; es antioxidante y es de las menos calóricas.

-Nuez de Brasil. Rica en ácidos grasos y minerales como el selenio, el magnesio y el zinc. Contiene poco sodio y en cambio mucho potasio, el cual regula la presión sanguínea. También mejora la salud cerebral y la circulación sanguínea en general.

-Nuez de macadamia. Es el fruto seco con un contenido más alto en grasas saludables.

-Avellana. Buena fuente de calcio. La bebida nos ayuda a regular los niveles de grasas y azúcares en nuestro organismo.

-Pistache. Rico en minerales como el potasio, el calcio, el fósforo y el hierro y en vitaminas como el ácido fólico, la vitamina A y la vitamina E.

Antes de empezar
Es importante recordar que hay personas alérgicas a los frutos secos, y que en el caso de las bebidas también puede haber reacción alérgica. Para prepararlas usaremos preferiblemente los frutos secos crudos, que es como mejor mantienen sus propiedades, pero también debemos saber que tostados son saludables y suelen tener un sabor más especial.

En todo caso evitaremos siempre los frutos secos fritos, que son los más perjudiciales y también los que llevan sal añadida. Si deseamos endulzar las bebidas usaremos mejor estevia.

¿Qué necesitamos?
-Una taza de frutos secos.
-Agua.
-Condimentos al gusto: canela, cacao, esencia de vainilla, nuez moscada, etc.
-Endulzante opcional.

¿Cómo se prepara?
Su preparación es muy sencilla:

-Dejaremos una taza de frutos secos en remojo durante toda la noche.

-Por la mañana tiraremos el agua y los aclararemos con agua nueva.

-Pondremos los frutos secos con un litro de agua en la batidora.

-También podemos añadirle en este momento los condimentos.

-Batiremos los ingredientes entre tres y cinco minutos.

-Dejaremos reposar otros cinco minutos.

-Endulzaremos la bebida a nuestro gusto con un edulcorante sin calorías y la guardaremos en el refrigerador durante un máximo de 2 o 3 días.

Esta bebida la podemos tomar fría o caliente, sola o acompañada de otros ingredientes, y la podemos usar como sustituta de la leche de vaca.

Fuente: Mejor con Salud